Ángeles de la guarda en la red | Ciencia y Ecología | DW | 07.09.2002
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciencia y Ecología

Ángeles de la guarda en la red

El médico de emergencias ya no está solo: con oprimir un botón, un equipo de asesores pone a la disposición todo su conocimiento. Son los susurros del ángel de la guarda, en un sistema de la Universidad de Tubinga.

Estaciones de cuidados intensivos observadas por vía digital.

Estaciones de cuidados intensivos observadas por vía digital.

En un reservado natural en la región del Alb suabo, un ciclista ha sufrido una caída terrible. Diagnóstico: terribles lesiones cerebrales. El joven médico de emergencia -por primera vez de guardia- no se siente a la altura de la situación. No hay colegas cerca que puedan ayudarlo. Entonces, oprime un botón. En pantalla aparece el equipo de la central "Angel de la guarda" de la Clínica Universitaria de Tubinga, a disposición las 24 horas. Médicos especializados asesoran los pasos a dar en las unidades médicas móviles.

El sistema "Ángel de la guarda" fue desarrollado por médicos jóvenes de la Clínica Universitaria para Anastesiología en cooperación con el Centro Informático de la Universidad de Stuttgart, en el marco de un programa fomentado por la Unión Europea. "Telemanagement "y "telementoring" lo llaman; es decir, dirección y asesoría a distancia.

Relación interactiva

El sistema se define como una relación interactiva entre el vehículo del médico de guardia y la central. Este tipo de comunicación funciona, hasta el momento, sólo entre dos puntos fijos. En elaboración está ya un sistema móvil, . Usando este sistema, un equipo formado por expertos localizados en la central y médicos ambulantes leen y analizan al mismo tiempo los electrocardiogramas o la presión arterial de un paciente en estado crítico.

Presencia irremplazable

Si bien es cierto que el "telementoring" no reemplaza, de ninguna manera, la presencia del médico -en cuyas manos están las decisiones-, la opinión de los expertos de la central puede evitar, que en el nerviosismo de la emergencia, el médico de turno pase por alto problemas de vital importancia. Así pueden evitarse daños irreversibles y consecuencias de alto costo.

El futuro del Ángel

El sistema de la Uniklinik de Tubinga se ha nutrido de otras iniciativas surgidas en los años 90. Desde ese entonces existen simuladores de pacientes, y a partir de 1992 las estaciones intensivas pueden ser observadas a distancia digitalmente. Ên 1999, uno de los responsables de este telesistema alemán, Marcus Rall, desarrolló junto con un colega norteamericano el "telementoring" en la anastesiología. El siguiente paso, según sus creadores, es introducir el sistema en la sala de operaciones, en donde el "Angel de la guarda" tendría muchas ocasiones para demostrar su probidad.