1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Wolfgang Kneese: Toda una vida luchando contra Colonia Dignidad

Éste es el testimonio del primer colono que desertó de la secta y ha forjado su vida en torno a la denuncia de los crímenes y la búsqueda de justicia.

Wolfgang Kneese, el hombre que escapó hace 45 años de Colonia Dignidad.

Wolfgang Kneese escapó hace 45 años de Colonia Dignidad.

“Toda mi vida, desde los 12 años hasta ahora he luchado contra Colonia Dignidad”, reconoce Wolfgang Kneese. Hoy, de casi 66 años, éste sigue siendo el gran tema de su vida. Desde Alemania, donde dirige la Fundación Flügelschlag, trabaja en la prevención y la denuncia de abusos cometidos por sectas como Colonia Dignidad. Aquí tiene el mayor archivo sobre este caso: miles de artículos, documentos, videos y libros publicados.

A lo largo de su vida, Kneese ha reunido un gran archivo sobre esta organización criminal, donde ha podido documentar los diferentes delitos cometidos por sus miembros. Ante la pregunta obvia sobre qué es para él Colonia Dignidad, dice que le es imposible contestar: “Necesitaría escribir un libro de 700 páginas…”

Cuando era un niño y su apellido era Müller, se integró a la Misión Social Privada, un grupo liderado por Schäfer que supuestamente se dedicaría a ayudar a obras de beneficencia. Con un grupo de alemanes partió a Chile en 1961, donde Schäfer fundó Colonia Dignidad e impuso un régimen de terror.

¿Qué recuerda de ese primer tiempo?

- Me sentí perdiendo mis raíces. No tenía a mi familia conmigo, sino que estaba con gente que algo conocía, pero no tanto. No tenía una buena definición del futuro, porque en la Colonia todo era mentira. Prometieron estudios, futuro, y al final estábamos trabajando como esclavos”.

Villa Bavaria Kolonie der Würde Colonia Dignidad

Colonos en Villa Baviera (archivo).

Abrumado por este sistema de encierro y abusos, decidió escapar. Tres veces lo intentó sin éxito. Y aunque trató de denunciar los delitos que allí ocurrían, terminó siendo él mismo condenado por robar un caballo. “Es un sistema de la Colonia acusar a los testigos para que tengan miedo y no luchen”. Pero él no se dio por vencido. En un cuarto intento, logró cruzar por las montañas hacia Argentina y pudo regresar a Alemania.

Sus declaraciones dieron la vuelta al mundo. El joven acusó a Schäfer de prácticas pedófilas y denunció una serie de atropellos y abusos cometidos por una cúpula privilegiada.

¿Qué sintió al conseguir escapar?


- Cuando uno logra liberarse de un sistema diabólico y salir de una cárcel como Colonia Dignidad, después de tantas torturas, es como que uno no tuviera sangre en el cuerpo, sino champán y con eso es tanta la fuerza, que todo es posible.

¿Qué es para usted la libertad?


- Es el valor más grande. Yo luché por mi libertad y después he seguido luchando para liberar a la gente de la Colonia, y en algunos casos he tenido éxito.

¿Ha superado la experiencia vivida en Colonia Dignidad?


- Toda mi vida es un matrimonio negativo con la Colonia. En el año 2011 estamos todavía hablando de ella. Para mí es un sistema que mezcló religión con fascismo y un poco de comunismo. Allí había de todo: música y bailes en el casino de Villa Baviera y al mismo tiempo abusos sexuales en esos niños. La gente decía ‘yo veo a los niños cantando y se ven contentos', pero no veían lo demás.

¿Y estos abusos siguen todavía hoy?

- Hay una querella reciente por abuso sexual de una mujer. Los colonos chilenos hoy adultos tienen vergüenza, se sienten mal de hablar de esto. La Colonia hizo tanto daño y no lo ha arreglado. Tampoco los gobiernos y por eso estoy contento de que abogados en Chile estén planificando una querella contra el Estado y pidiendo una indemnización.

45 años han pasado desde que este hombre escapó de Colonia Dignidad. Cambio su apellido por el de su mujer, con quien lleva 30 años, y quien ha sido su gran apoyo en esta lucha.

El año 2008, Kneese y el abogado Hernán Fernández fueron distinguidos por el gobierno alemán con la Cruz Federal al Mérito (Bundesverdienstkreuz), por su permanente e infatigable búsqueda de justicia y respeto a los derechos humanos de las personas víctimas de Colonia Dignidad, la que llevó incluso a la captura de su máximo líder, Paul Schäfer.

“Estamos luchando por un mundo mejor -dice Kneese- Yo creo que es posible”.

¿Piensa algún día escribir ese libro sobre Colonia Dignidad?

- Un día voy a cerrar la puerta, voy a echar la llave por la ventana y por lo menos por un año me voy a poner a escribir esta historia, que es también la historia de Alemania y de Chile.

Autora: Victoria Dannemann

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda