1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

“Un hito para la justicia”

La orden de captura de Muammar al Gaddafi, dictada por La Haya, y el juicio en Camboya a un ex cuadro de mando de los Jemeres Rojos sientan precedentes para hacer valer la justicia y los derechos humanos, dice la prensa.

Luis Moreno Ocampo, fiscal jefe de la Corte Penal Internacional.

Luis Moreno Ocampo, fiscal jefe de la Corte Penal Internacional.

The Times, de Londres: “Los objetivos de Gaddafi son claros. Su hijo, Saif al Islam, había amenazado en febrero con que correrían ríos de sangre, y dijo que el régimen lucharía hasta que cayera el último hombre. A la diplomacia occidental no le corresponde la tarea de apaciguar al régimen de un psicópata asesino, sino la de derrotarlo. La determinación, unida a los bombardeos contra las tropas del gobierno y a la ayuda a los rebeldes, conforma un caso humanitario que sentará un precedente. Si se aplica el derecho internacional en lugar de ignorarlo, se estará disuadiendo a futuros agresores. Con la orden de detención de Gaddafi, el Tribunal Penal Internacional ha marcado un hito importante para la justicia y los valores que defienden los EE. UU. y sus aliados.”


“Sin Gaddafi, la transición en Libia sería menos traumática”

Corriere della Sera, de Milán: “Algunos opinan que la muerte de Gaddafi podría evitar situaciones complicadas por venir. Los rebeldes se están acercando –aunque lentamente- a las regiones en las que Gaddafi todavía cuenta con cierto apoyo. Son las zonas en las que los insurgentes, empero, no siempre son considerados héroes de la liberación. Pero si se derrotara al déspota, tal vez se podría lograr una transición menos traumática. Y ahora que la Corte Penal Internacional de La Haya ha dictado orden de capturar a Gaddafi por crímenes de lesa humanidad, los aliados tienen un argumento más para terminar con esta misión en Libia, envuelta en miles de dudas.”


Juicio contra Jemeres Rojos: “Triunfo de la justicia”

Rzeczpospolita, de Varsovia: “Dos sistemas totalitarios y genocidas, uno de color marrón y el otro rojo, marcaron la historia del siglo XX. Ninguna persona sensata puede negar que el nacionalsocialismo y el comunismo son dos caras de la misma medalla. Sin embargo, los criminales que asesinaron en nombre de estas dos ideologías -que se asemejan como dos gotas de agua- fueron sometidos a tratamientos diferentes. Los últimos verdugos del régimen de Hitler fueron perseguidos sin miramientos y -aunque eran peces pequeños- fueron llevados a juicio. Pero los comunistas, a pesar de haber ocupado altos cargos y haber impartido órdenes, pasan sus últimos años en paz. Camboya se ha ocupado de demostrar que esto no debe quedar así. (…) Cuatro comunistas, responsables de horrendos crímenes de lesa humanidad, están en el banquillo de acusados a la edad de 80 años, y a nadie se le ocurre pensar que son demasiado viejos como para ser juzgados. Así, la justicia triunfará en Camboya.”


“Advertencia para los genocidas”

Neue Osnabrücker Zeitung, de Osnabrück: “Si bien el Tribunal para el Genocidio de Phnom Penh es sólo el comienzo, el juicio un ex cuadro de mando de los Jemeres Rojos, no obstante, representa una oportunidad histórica sin igual. Para los camboyanos, este proceso abre una puerta jurídica para la elaboración de un cruento capítulo de su historia. (…) Pero el juicio a Nuon Chea y sus cómplices del “gabinete del horror” sólo podrá contribuir a que los camboyanos vuelvan a estar orgullosos de su país si el Gobierno de Hun Sen, formado aún por ex altos cargos de los Jemeres Rojos, no utiliza al Tribunal como fachada para frenar nuevos juicios. Todavía hay más de 20.000 colaboradores y asesinos del marxismo de la edad de piedra caminando en libertad, y este proceso debería ser una advertencia para todos ellos.”

CP/dpa
Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda