1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Alemania reconoce al consejo rebelde como representante de Libia

Los ministros alemanes de Relaciones Exteriores y de Cooperación Económica efectuaron una visita relámpago a Bengasi, donde dialogaron con líderes del Consejo de Transición, al que reconocieron como representante libio.

Außenminister Guido Westerwelle (FDP) und Bundesentwicklungsminister Dirk Niebel (FDP,l), der Vizepräsident des Übergangsrates der Aufständischen, Abdel Hafis Ghoga (r), lassen sich am Montag (13.06.2011) in Bengasi mit Kindern in traditionellen Trachten fotografieren. Die beiden Minister wollen dort Mitglieder des Nationalen Übergangsrats treffen und ein deutsches Verbindungsbüro einweihen. Foto: Hannibal dpa

Westerwelle, Niebel y el vicepresidente del consejo libio, Abdel Hafis Ghoga.

“No somos neutrales, sino que estamos del lado de la democracia y la libertad”, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Guido Westerwelle, tras entrevistarse con Ali al-Essawi, encargado de asuntos exteriores del Consejo de Transición en Bengasi, baluarte de los rebeldes libios. “Compartimos el mismo objetivo: una Libia sin Gadafi”, agregó el jefe de la diplomacia germana, indicando expresamente que “el Consejo Nacional es el legítimo representante del pueblo libio”.

Ayuda sí, pero no militar

Außenminister Guido Westerwelle (FDP) und Bundesentwicklungsminister Dirk Niebel (FDP,l) verlassen am Montag (13.06.2011) in Bengasi ein Militärflugzeug der Bundeswehr, das auch mit Hilfsgütern beladen ist. Die beiden Minister wollen dort Mitglieder des Nationalen Übergangsrats treffen und ein deutsches Verbindungsbüro einweihen. Foto: Hannibal dpa +++(c) dpa - Bildfunk+++

Los ministros alemanes llegan a Bengasi en un avión de la Bundeswehr.

Con estas palabras, Westerwelle dio un paso más en una línea política ya trazada por Berlín hace tiempo. La oficina de enlace que Alemania había abierto en Bengasi fue inaugurada ahora oficialmente por el ministro, que viajó a esa ciudad libia controlada por los rebeldes junto al titular del Ministerio alemán de Cooperación Económica, Dirk Niebel. Ambos aprovecharon la visita relámpago para comprometer también ayuda humanitaria y financiera adicional por cerca de 8 millones de euros, que se sumarán a los 7,5 millones aportados ya por Alemania para mitigar los padecimientos de la población.

El mensaje del gobierno alemán es claro: Berlín no se marginará de lo que ocurre en Libia. Pero eso no quiere decir que esté dispuesto a participar en las operaciones militares dirigidas por la OTAN contra Muamar el Gadafi. Alemania -que en marzo fue la única potencia occidental que se abstuvo en la votación de la ONU que resolvió la intervención- sigue optando por la vía del respaldo político y económico al movimiento opositor.

Después de Gadafi

Außenminister Guido Westerwelle (FDP) und Bundesentwicklungsminister Dirk Niebel (FDP,l) verlassen am Montag (13.06.2011) in Bengasi ein Militärflugzeug der Bundeswehr, das auch mit Hilfsgütern beladen ist. Die beiden Minister wollen dort Mitglieder des Nationalen Übergangsrats treffen und ein deutsches Verbindungsbüro einweihen. Foto: Hannibal dpa

Westerwelle y Niebel también llevaron a Bengasi ayuda humanitaria.

“Tras el fin del coronel Gadafi, se requerirá nuestra ayuda para un nuevo comienzo político y para la reconstrucción económica y social”, indicó Westerwelle, asegurando que Alemania está dispuesta a brindarla. Entre otras cosas, se piensa colaborar en proyectos de infraestructura o en la organización de las futuras instituciones, por ejemplo ofreciendo capacitación a policías libios después del término del conflicto armado.

Que “el dictador está en el lado equivocado de la historia” resulta claro para Westerwelle, quien llamó una vez más a Gaddafi a renunciar y poner fin de inmediato la guerra contra su propio pueblo. Pero, de momento, nada parece indicar que su exhortación sea atendida. La guerra continúa y entretanto ha dejado ya casi 15 mil muertos, según datos de la ONU.

ERS/reuters/dapd/dpa/afp

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda