1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Trump fustiga "pasividad" de China ante Corea del Norte

"No vamos a permitir" que China obtenga beneficios en su comercio con EE. UU. mientras "no hace nada" respecto al régimen norcoreano, dijo Trump a través de Twitter.

El reciente lanzamiento de un misil balístico intercontinental por parte de Corea del Norte condujo a que el presidente de Estados Unidos lanzara duras críticas a China. Trump dijo que el Gobierno en Pekín, que apoya a Pyongyang, consigue cientos de miles de millones de dólares al año con el comercio con Estados Unidos pero no hace nada por Estados Unidos con Corea del Norte. "No lo vamos a permitir" tuiteó el sábado el mandatario. China, agregó, puede solucionar fácilmente el problema. Estados Unidos teme que los misiles norcoreanos puedan llegar en un futuro a suelo estadounidense. Los expertos señalan que hay motivos para creer en ello a raíz del último misil lanzado el viernes, que realmente podría llegar a una gran parte del territorio estadounidense, según señaló hoy el diario "The Sydney Morning Herald". China, sin embargo, apuesta por que Trump no lleve a la práctica sus amenazas y no ataque a Corea del Norte.

También el diario "The New York Times" señaló que el problema más acuciante del Gobierno en Washington es que Corea del Norte puede llegar a golpear militarmente hasta a Califonia. Es por ello que no tiene mucho efecto que Corea del Sur, aliado de Estados Unidos, pida permiso al Gobierno de Trump para fabricar misiles balísticos más potentes. Las negociaciones al respecto fueron anunciadas el sábado por el Gobierno en Seúl. Por otra parte, ese tipo de misiles podrían convertirse en un medio de presión para China, porque también podrían llegar a territorio chino, agrega el diario. Justo la falta de actuación de China es lo que irritó a Trump, que el sábado escribió en Twitter : "Estoy muy decepcionado con China".

El mandatario también tuvo duras palabras para sus predecesores en el cargo. "Nuestros ingenuos líderes en el pasado les permitieron hacer cientos de miles de millones de dólares al año con el comercio y ahora ellos no hacen NADA por nosotros con Corea del Norte, sólo hablar", escribió. Un portavoz del Ministerio del Exterior chino dijo que Pekín se opone a más pruebas misilíticas e instó a todas las partes a actuar con "cautela" para evitar agudizar las tensiones en la península. Con esta postura, China está apoyando indirectamente al hombre que tiene el poder en Corea del Norte, Kim Jong-un. Los analistas consideran que el Gobierno de Pekín ve como un peligro inédito la caída del pobre país, que está aislado internacionalmente, señala el "The Sydney Morning Herald". En caso de que el régimen se desmorone, Pekín teme que millones de norcoreanos huyan a China.

EL(dpa, afp)

DW recomienda