1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Trump condicionará más avances en su diálogo con Cuba a "elecciones libres"

El mandatario estadounidense, Donald Trump, anunciará este viernes las medidas que Cuba debe cumplir "si quiere continuar con este tipo de relación".

El presidente de EE. UU., Donald Trump, no seguirá apoyando el proceso de normalización de las relaciones con Cuba si no hay avances democráticos como "elecciones libres" en la isla, además de restringir los viajes de estadounidenses a la isla y las transacciones con el Ejército cubano, informó este jueves (15.06.2017) la Casa Blanca.

Lea también:

"No todo lo que pasa en Cuba es culpa de Trump"

Asesora de Trump asegura que Cuba no ha hecho "concesiones"

Trump anunciará este viernes (16.06.2017) que ha decidido "empezar el proceso de dejar claro al régimen (de Raúl Castro) que hay hitos muy específicos que van a tener que cumplir si quieren continuar con este tipo de relación", dijo una alta funcionaria estadounidense, quien pidió el anonimato, en una conferencia de prensa.

Los referidos hitos incluyen la celebración de "elecciones libres" y la "liberación de prisioneros políticos", añadió la fuente, horas antes de que Trump haga pública su decisión sobre la política hacia Cuba en un discurso programado para este viernes en Miami (Florida).

Kuba - Tourismus - USA (Getty Images/AFP/A. Roque)

Cruceros con turistas llegan a Cuba.

"Una oportunidad para el régimen cubano"

Sin ambargo, el mandatario no planea romper las relaciones ni deshacer los mecanismos diplomáticos que estableció su predecesor en la Casa Blanca, Barack Obama pero tampoco planea profundizar en el proceso de normalización si el Gobierno cubano no está dispuesto a hacer concesiones en esos temas, según la funcionaria.

"Nuestra esperanza es que el régimen cubano vea esto como una oportunidad para implementar las reformas que prometieron hace un par de años", señaló.

Limitación al turismo

Asimismo, el mandatario limitará sustancialmente los viajes a Cuba de los estadounidenses, que en los últimos tiempos han podido hacer turismo encubierto gracias a las flexibilizaciones de Obama, y prohibirá a las empresas de su país hacer transacciones con compañías cubanas controladas por las fuerzas armadas y los servicios secretos.

Kuba - Tourismus - USA (picture alliance/EFE/A. Ernesto)

Turistas en La Habana.

Esta última medida tiene en la mira al GAESA, el brazo empresarial de las fuerzas armadas cubanas, que se estima que controla en torno al 60 por ciento de la economía de la isla y el 80 por ciento del sector turístico. La mayor preocupación de la Casa Blanca es que el dinero estadounidense esté sirviendo para financiar a los dirigentes de La Habana.

De este modo, la Casa Blanca centra así su atención en el proceso de transición que comenzará pronto en Cuba, debido a que Raúl Castro planea abandonar el poder en febrero de 2018 y en octubre de este año habrán elecciones municipales a las que algunos opositores quieren presentar candidaturas independientes.

CT (EFE, dpa)  

DW recomienda