1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Trabajo forzado e informalidad laboral en Paraguay, según informe de la ONU

La relatora especial Urmila Bhoola presentará un informe completo sobre su visita al país y a la región de El Chaco ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en septiembre de 2018.

Bolivien Bauern in Chaco (Getty Images/AFP/A. Raldes)

La región de El Chaco abarca el 70% de la superficie del país pero alberga sólo al 3% de la población.

La región del Chaco paraguayo registra numerosos casos de "trabajo forzoso y servidumbre por deudas", según recoge un informe preliminar sobre esclavitud difundido este lunes (24.07.2017) por Naciones Unidas. La región, que ocupa más de la mitad de la superficie del país, alberga sólo al 3% de la población paraguaya, la mayoría indígenas vulnerables a estas lacras, según el informe, presentado por la relatora especial, Urmila Bhoola.

Esa vulnerabilidad se basa en "la venta histórica de tierras indígenas a grandes propietarios, empresas agrarias y empresas forestales sin el consentimiento libre, informado y previo" de esas personas. Los datos presentados a la relatora especial señalan que la situación de los indígenas del Chaco se ve agravada por "la ausencia del Estado en la región, la falta de conciencia de sus derechos, la incapacidad de hablar español en algunos casos y los altos niveles de analfabetismo".

Paraguay Bauer in Chaco (Getty Images/AFP/N. Duarte)

Rancho de Boquerón, en El Chaco, a 500 km de la capital, Asunción.

Como consecuencia, los trabajadores acumulan jornadas sin pausas y, en vez de salario, reciben cupones para gastar en las propiedades de sus empleadores, que "no es suficiente para cubrir las necesidades básicas", apunta este informe preliminar. Bhoola, que visitó el Chaco, señaló que "existe una relación compleja entre el Gobierno, los empresarios y los pueblos indígenas" que ha dejado a estos últimos "muy vulnerables a la explotación".

No obstante, observó "mejoras recientes en los niveles de cumplimiento", aunque mostró su preocupación por "los desequilibrios de poder" provocados por los "monopolios sobre la provisión de bienes y servicios" que tienen las grandes empresas. Bhoola, que se entrevistó para su informe con autoridades políticas, civiles y sociales del país suramericano, añade en su documento preliminar que las mujeres tienen "mayor probabilidad" de caer en el sector del trabajo informal y "por ende experimentar mayor vulnerabilidad".

Urmila Bhoola (ONU/Jean-Marc Ferré)

La relatora especial de Naciones Unidas para el trabajo forzado Urmila Bhoola en una imagen de archivo.

Además, no es el único problema detectado en el país por el estudio: Paraguay padece un déficit "importante" en cuanto a trabajo digno que genera un alto grado de informalidad laboral, en torno al 70% del empleo, pese a que la tasa de empleo es relativamente baja, del 7%. Además destacó que el salario mínimo es "bajo", en torno a 400 dólares al mes, y la falta de cumplimiento universal con las leyes de salario mínimo o la incapacidad de las instituciones de hacer cumplir las medidas establecidas en el Código Laboral.

Asimismo, Bhoola se queja en su informe, cuya presentación coincidió hoy con la de las estrategias de Paraguay para la implementación de la Agenda 2030 de la ONU para asumir los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que el país ha establecido un régimen de desarrollo económico que "tiene a la inversión extranjera en primera línea en vez de los derechos laborales de sus ciudadanos".

LGC (EFE/ONU)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema