Toda la magia del cine animado en Stuttgart | Cine | DW | 11.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

Toda la magia del cine animado en Stuttgart

El Festival de Cine Animado de Stuttgart muestra 1.000 películas en 6 días: cortos y cintas de larga duración, tanto digitales como artesanales. Todo un mundo de cine, y de cine de todo el mundo, para disfrutar.

Festival de Cine Animado de Stuttgart: Un monstre à Paris, de Bibo Bergeron.

Festival de Cine Animado de Stuttgart: "Un monstre à Paris", de Bibo Bergeron.

Siempre la fascinó la manera en que las figuras del cine animado de Walt Disney cobraban vida, dice Julia Reck, estudiante de la Academia de Cine de Ludwigsburg. Y siempre soñó con hacer algo parecido. Julia participa de la edición 19 del Festival de Cine Animado de Stuttargt con el trailer que ella misma rodó. Ninguna de las cerca de 1.000 películas que se muestran en el festival es tan vista como la suya, “Hai Hase” (Tiburón liebre), uno de los cortos más cortos que se ven en estos días en las diversas salas de esa ciudad.

Más de 1.000 películas animadas

Julia desarrolló junto con Florian Greth la idea de dar vida a los tatuajes, es decir, dar movimiento a las figuras grabadas en la piel humana. El trailer cuenta la historia de un tiburón y de una liebre que luchan por el amor de una modelo. Todo transcurre en 60 segundos, final feliz inclusive. “Hai Hase” es uno de los filmes más cortos del festival de Stuttgart, pero no el más corto. El cine de animación se ha convertido en un campo de experimentación importante para las nuevas generaciones de cineastas. Después de todo, gran parte de las ganancias de la industria cinematográfica se cosechan gracias a las películas de animación. Grandes éxitos, como “Ice Age”, son verdaderas máquinas de dinero. Y esos filmes también forman parte del festival.

Ver el video 01:38

"Hai Hase", el trailer del Festival de Cine Animado de Stuttgart.

Desde hace 30 años se celebra el “Festival of Animated Film”, y ya no cada dos años. Y desde que comenzó el auge de la revolución digital, el cine de animación está presente en todas partes, no solo en las salas de cine. La revolución de internet hizo que los filmes animados formen parte de la red y se puedan ver en los teléfonos móviles en todo momento y en cualquier duración. Eso es justamente lo que quiere presentar el festival de Stuttgart, una tarea de gran magnitud, y las más de mil películas son una prueba de ellos. Lo que Cannes y la Berlinale para el cine no animado son Stuttgart y el festival francés Annecy para el cine de animación, dice Ulrich Wegenast, director artístico del festival desde hace unos años.

Homenaje al cine pleno de fantasía

Los filmes que participan en el festival de Stuttgart son primicias animadas y en 3D que se estrenarán en los cines en los próximos meses. “Un monstre á Paris“, por ejemplo, relata algo nostálgica la historia de “La bella y la bestia”, en un trabajo en el que Bibo Bergeron combina lo antiguo con lo moderno. Por un lado, se cuenta una historia llena de alusiones a la historia del cine, se cita al “Fantasma de la Ópera”, a Cocteau y a King Kong usando los nuevos recursos técnicos con los que hoy se producen las cintas animadas para todas las edades. Según Ulrich Wegenast, ya no se puede decir que un filme animado sea un filme infantil. Eso pertenece al pasado.

A pesar de eso, el abanico de posibilidades que ofrece el cine digital no Stuttgart no va en desmedro de las bondades de la filmación artesanal. La ciudad de Stuttgart, en el Estado de Baden-Württemberg, es la ciudad de los artesanos en Alemania. Y el festival enmarca sus diversos programas cinematográficos con eventos que aluden a los orígenes del cine de animación. “Machinima y el espectáculo de títeres digitales” es, por ejemplo, un seminario de dos días que presenta el profesor Friedrich Kischner, de la Escuela de Arte Dramático Ernst Busch, de Berlín. Los cineastas jóvenes tienen la posibilidad de aprender de manera muy práctica –con muñecos de Playmobil- cómo nacen los filmes de animación y cuáles son sus desafíos, como el manejo de la cámara y las computadoras, entre otras cosas. “Es importante saber que tenemos a disposición la tecnología para usarla dentro de un margen determinado, pero aún así se puede ser muy creativo con los recursos que ofrece la computación”, dice Friedrich Kirschner.


Liebe und Computer - Julius und Julia von Bruno Böttge.

"Liebe und Computer - Julius und Julia" von Bruno Böttge.

Personajes de tinta y color

Y Julia Reck, que en un par de meses finalizará sus estudios de cine en Ludwigsburg no es la única que dice amar las antiguas películas animadas en 2D. “Y no solo porque se trate de figuras simpáticas, sino, en primer lugar, porque se las despierta a la vida con un beso de tinta y color, y se siente todo lo que ellas sienten.”

El cine animado en todo su esplendor.

El cine animado en todo su esplendor.

Los filmes animados de hoy abarcan tanto las producciones digitales y tridimensionales de Hollywood, destinadas al mercado global, como también los cortos hechos artesanalmente, dibujados y pintados a mano. Alguna vez a estos últimos les tocará pasar por la magia digital del ordenador, pero lo más importante sigue siendo la historia que cuentan las obras, como bien dice Juli Reck: “Un buen guión sigue siendo la base, sea cual fuere la cantidad de efectos especiales que se utilicen. El guión es el fundamento de toda buena película”.

Autor: Jochen Kürten/ Cristina Papaleo
Editora: Emilia Rojas

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema