Reil, el creador del caballo para el iPhone | Así es Alemania | DW | 22.12.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Reil, el creador del caballo para el iPhone

El juego para iPhone “My horse“ del alemán Torsten Reil ha sido vendido millones de veces; su software de animación está basado en la biología. Su empresa NaturalMotion, creada hace diez años, es un éxito.

default

Imagen de My Horse.

Picnic está de mal humor; con desgano galopa por la pradera, ondea las largas crines; definitivamente no quiere volver al establo. Pero Torsten Reil sabe cómo conseguir que su caballo árabe se acerque: llena un cubo rojo con una mezcla de avena y centeno, se lo pone a Picnic bajo el hocico. Reil, biólogo de 38 años, lo conoce bien; no en vano lo creó él mismo, como una aplicación para el iPhone que salió al mercado en septiembre de 2011.

“Al principio parecía una vaca”, cuenta Reil. Por meses y meses, su equipo en NaturalMotion, empresa de productora de juegos, estuvo trabajando en “My horse”. Las 24 horas, los programadores y gráficos de la empresa de Reil estuvieron ensayando, mejorando y puliendo este juego, una especie de Tamagochi para el teléfono móvil: uno puede ocuparse de su caballo virtual, cuidarlo y darle de comer, puede ganarse su afecto. Efectivamente, Picnic relincha contento y come. Sólo que Torsten Reil no está en una pradera, sino en su estudio, en el piso 24 de un edificio en San Francisco.

Naturalmotion My Horse Computerspiel

El secreto de su éxito: es tan real que no es posible relegarlo.

Un punto magnético

Hace algunos meses se cambió de Oxford –sede de su empresa- a San Francisco. “Me encanta esta ciudad”, dice Reil y señala el panorama que se observa a través de los ventanales. En el horizonte se divisan entre la neblina los cerros en los lindes de la ciudad; se ve claramente la Pirámide Transamérica –el edificio más alto- y la sede de Zynga, la gran productora de videojuegos. Para los especialistas de este ramo, la metrópoli californiana es un imán. En ese contexto y en especial para iPhone y iPad, NaturalMotion está en la lista de las empresas más importantes.

Hace diez años, Torsten Reil fundó su pequeña empresa que puso en el mercado su propia tecnología de animación. En Oxford, Reil había concluido sus estudios de biología; uno de sus campos de trabajo era imitar los movimientos de animales y seres humanos con la ayuda de inteligencia artificial. “Intentaba simular el sistema nervioso de tal manera que produjera movimientos naturales”, explica. En algún momento logró que las figuras artificiales caminaran.

Una pequeña revolución

Lo especial de este programa es que seres y personas artificiales reaccionan a factores externos. Para las empresas del cine y el videojuego esto representó una pequeña revolución. Con este software se podía prescindir de animaciones más complejas y costosas como Motion Capture. Estos seres artificiales hacen posible escenas que no tienen que ser cortadas: los caballos se desbarrancan y las personas caen a desfiladeros. El director Wolfgang Petersen utilizó la tecnología de Reil en “Troya”; también apareció en “El Señor de los Anillos”, en el videojuego “Grand Theft Auto IV” y en “Star Wars”.

Entretanto, NaturalMotion ofrece sus propios videojuegos. Para el iPhone ha colocado en el mercado seis aplicaciones que han llegado a la lista de los top 10. La pequeña empresa con dos empleados en un pequeño estudio de Oxford se ha convertido en una compañía internacional con más de 100 empleados en Inglaterra y 15 en San Francisco y Los Ángeles.

Torsten Reil CEO von NaturalMotion

Torsten Reil, de NaturalMotion.

A pesar del éxito

Pero Torsten Reil, nacido en el estado alemán de Sajonia, no hace ostentación de ser un empresario exitoso. Lleva jeans, camisetas y zapatos de cuero que hace tiempo dejaron ser nuevos. El lujo no es lo que más le atrae; para moverse por San Francisco prefiere usar una empresa de carsharing a comprarse un automóvil. Un buen café sí le es importante.

Su vida transcurre entre San Francisco y Oxford, siempre hay alguien que lo espera en algún lado. “La empresa es trabajo, pero la empresa es también mi diversión”, confiesa, añadiendo: “lo que más me gusta es ver el proceso de una idea hasta que llega a manos del consumidor. Observar la evolución me inspira”.

Y al parecer también vale la pena: apenas dos semanas después de su aparición en el mercado, “My horse” había sido descargado millones de veces y se convirtió en el juego de la semana. Reil tiene una explicación para ello: “Los caballos de nuestro juego pueden ser simulados de manera tan real que uno desarrolla una relación emocional con ellos. No se los puede dejar de lado”, afirma Reil, que, antes de su siguiente conferencia telefónica, tiene todavía que entrenar con Picnic.

Autora: Anne Allmeling/Mirra Banchón
Editor: Enrique López

DW recomienda