1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Tiempos poco elegantes

Los zapatos arrojados por un periodista iraquí al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, son tema de análisis en la prensa europea de hoy.

default

Manifestación contra George W. Bush en Irak.

El Frankfurter Allgemeine Zeitung opina sobre el ataque al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, a quien un periodista iraquí arrojó zapatos durante una conferencia de prensa: “Hay muchas formas de demostrar desprecio hacia otra persona. En tiempos menos elegantes volaban tomates y huevos podridos. En la cultura islámica, los zapatos simbolizan un animal sucio. Así llamó el periodista iraquí Muntaser al Saidi al presidente de Estados Unidos mientras éste hacía su última aparición en Bagdad. En las mezquitas, los musulmanes deben asistir limpios de cuerpo y espíritu; por eso se quitan el calzado antes de ingresar al templo. Si en el futuro Irak será bombardeada por zapatos y no por granadas, este acto de desprecio habrá abierto la puerta a un poco de esperanza.”

Dudosos honores

También en Alemania, el Neue Osnabrücker Zeitung aborda el tema: “En Afganistán, el presidente Bush recibe dudosos honores militares, una condecoracion en el pecho, y la solicitud de mayores ayudas por miles de millones de dólares. En Irak, un insolente le lanza zapatos. Todo ello hace más visible la diferencia entre lo dicho y lo hecho en la política exterior de Bush. Hay contrastes incluso con lo que hizo Bush padre. Éste también hizo la guerra al dictador Saddam Hussein. Pero aquel presidente era bien visto por muchos árabes, de tal modo que algunos esperaban la elección de su hijo en 2001. En cambio, George W. Bush empezó con grandes proclamas, derrocó a los talibanes con un enorme costo en víctimas estadounidenses y además destruyó la estructura de poder de Hussein. Este balance le valió ser tan odiado en el mundo islámico como hoy lo es el mandatario saliente.”

Escándalo con nombre

En París, el diario Le Monde habla sobre el fraude financiero encabezado por Bernard Madoff: “Este asunto demuestra que los grandes personajes del mundo financiero manejan el dinero de sus clientes son preocuparse de qué manera se producirán las ganancias. Es igualmente escandaloso el hecho de que los organismos de control no hayan visto este fraude con anticipación, aún cuando la prensa se preguntaba cómo se producían resultados aparentemente buenos en medio de la crisis bursátil. El escándalo de Madoff ocurre de manera oportuna. Nos recuerda que los mercados necesitan reglas transparentes y que ello va en interés de todos. Bernard Madoff no es ni con mucho el único responsable de este escándalo, que sin embargo se verá ligado desde ahora a su nombre.”

DW recomienda