1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siria: Gobierno permite entrada de ayuda a ciudad sitiada de Madaya

“Cuando llevamos la ayuda (por última vez) en octubre, la gente no tenía ni comida, ni agua ni acceso a servicios médicos”, dice una portavoz del ICRC, Dibeh Fakhr. 42.000 personas corren el riesgo de morir de hambre.

El Gobierno sirio aprobó hoy (07.01.2016) la entrada de ayuda humanitaria de la ONU a la localidad asediada de Madaya, en la periferia de Damasco, donde hay unas 42.000 personas atrapadas que corren el riesgo de morir de hambre, según ha denunciado durante los últimos días el organismo internacional.

En un comunicado conjunto, los coordinadores humanitarios de la ONU para la crisis en Siria, Yacoub el Hillo y Kevin Kennedy, señalaron que, aparte de recibir el permiso para entrar en Madaya, la ONU también tiene el visto bueno de las autoridades sirias para acceder a las poblaciones de Fua y Kefraya, en el norte del país. Los responsables humanitarios adelantaron que los preparativos ya están en marcha para entregar ayuda en esas localidades en los próximos días.

Según la nota, la ONU habría recibido informaciones creíbles acerca de la muerte por inanición de varias personas en Madaya. El texto recuerda que la última vez que un convoy de asistencia de la ONU, el Comité Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja Siria entró en Madaya fue el pasado 18 de octubre. Según la portavoz para Oriente Próximo del Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC), Dibeh Fakhr, “lo que vimos entonces ya era malo. Cuando llevamos la ayuda en octubre, la gente no tenía ni comida, ni agua ni acceso a servicios médicos”, lamentó. Desde mediados de octubre, la ONU no ha podido entrar en esa población más que a evacuar enfermos, pese a que lo ha solicitado en varias ocasiones.

Syrien Proteste gegen Hungersnot in Madaya CLOSE

Manifestantes protestan en Idlib (Siria) por la falta de suministros en la ciudad de Madaya.

Acceso “sin trabas”

En ese sentido, Hillo y Kennedy renovaron el llamamiento de la ONU para poder acceder “sin trabas” a áreas difíciles de alcanzar y zonas sitiadas en Siria. En concreto, expresaron su preocupación por el destino de 400.000 personas atrapadas en quince lugares asediados como la ciudad de Deir al Zur, en el noreste, los pueblos de Fua y Kefraya, en el noroeste, y Daraya y otras zonas de los alrededores de Damasco.

El texto subraya que durante el año pasado solo el 10 por ciento de las peticiones de ayuda humanitaria en áreas cercadas de Siria fueron atendidas. Según datos de la ONU, 4,5 millones de personas en Siria residen en zonas de difícil acceso, que incluyen a las 400.000 que habitan en áreas asediadas. La nota señala que la ley humanitaria prohíbe atacar a civiles, lo que incluye dejarlos morir por inanición como táctica de guerra.

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, la ciudad de Madaya, situada a unos 40 kilómetros al noroeste de Damasco, lleva más de 170 días sitiada por las tropas del régimen sirio y la milicia chií libanesa Hezbolá.

JC (dpa, EFE)




DW recomienda