1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siria: acuerdo permite al EI abandonar sur de Damasco

El gobierno acordó un cese del fuego con el Estado Islámico y el Frente Al Nusra en tres distritos del sur de la capital siria.

Unas 4.000 personas podrán abandonar este fin de semana tres distritos del sur de Damasco sitiados por las fuerzas del Ejército de Siria, informó este viernes (25.12.2015) el gobierno del presidente Bashar al Assad. Entre quienes dejarán la región hay al menos 2.000 combatientes del grupo yihadista Estado Islámico y del Frente Al Nusra, que está hermanado con la red terrorista Al Qaeda.

Los insurgentes capitulados dejarán los distritos de Qadam, Hajar al-Aswad y el campo de refugiados palestinos de Yarmuk, donde se infiltraron para combatir desde ahí a las tropas leales al gobierno e incluso entre ellos mismos. “El acuerdo alcanzado implica que 4.000 combatientes y civiles, incluidos miembros del Frente Al Nusra y el EI, dejarán” la zona el sábado, dijo a la agencia AFP un oficial de gobierno que conoció de las negociaciones.

Las personas que dejen la zona serán transportados a Raqa, la capital de facto de las milicias de Daesh (Estado Islámico) y a Marea, que es controlada por los milicianos islamistas de Al Nusra. Una segunda parte de acuerdo permitirá a las instituciones de gobierno reabrir en los barrios liberados y, de esta forma, “asegurar que las necesidades de la vida diaria” sean satisfechas.

Triunfo de Al Assad

Esto implica que, por primera vez en más de dos años, tiendas de suministros puedan abrir sus puertas para abastecer a la ciudadanía. El Estado Islámico atacó el campo de refugiados de Yarmuk en agosto, combatiendo por el control de la zona con el Frente Al Nusra. Los yihadistas luego invadieron Qadam, consiguiendo avanzar hasta acercarse peligrosamente hasta la capital de Siria, Damasco. Sin embargo, fueron sitiados por el Ejército.

El acuerdo, alcanzado tras dos meses de negociaciones, supone un éxito para el gobierno de Al Assad, que de esta forma aleja el peligro desde esa parte del sur de Damasco y retoma el control sobre tres barrios de las afueras de la capital. Entre los puntos del trato está que los combatientes podrán salir con sus familias y sus armas personales. El material bélico pesado ya quedó en manos del Ejército de Siria, que ingresó con esos fines a Qadam el jueves, según fuentes citadas por agencias de noticias.

La ONU informó que no tuvo ningún papel en las negociaciones y, al tiempo que alentaba cualquier plan que mejore la calidad de vida de la población, exigió que los acuerdos alcanzados ofrezcan garantías mínimas de cumplimiento.

DZC (AFP, Reuters)


DW recomienda