Sigue ola de atentados contra objetivos civiles en Irak | El Mundo | DW | 12.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Sigue ola de atentados contra objetivos civiles en Irak

Rebeldes causaron la muerte de 26 personas este lunes y parecen haber cambiado de estrategia, centrándose ahora en atacar recintos concurridos por familias.

Poco después que Al Qaeda se atribuyera la ola de atentados que dejó decenas de muertos durante el fin de semana en Irak, una nueva serie de explosiones dejaron 26 personas fallecidas en ciudades del centro y este del país, que vive una sangrienta seguidilla de ataques que solamente en julio dejaron casi 1.100 víctimas fatales, de acuerdo a un informe de la ONU.

Los ataques de este lunes (12.08.2013) afectaron a objetivos civiles. En el primero, un terrorista suicida se inmoló dentro de una cafetería atestada de clientes en Balad, una ciudad ubicada 80 kilómetros al norte de la capital, Bagdad, matando a 15 personas y dejando heridas a otras 30, dijeron fuentes policiales.

Los milicianos suníes, el grupo minoritario dentro de la composición religiosa iraquí y que además se siente subestimado por el gobierno de la mayoría chií, solía atacar a las fuerzas de seguridad, aunque ahora parece estar concentrándose en la búsqueda de objetivos civiles con el fin de minar el respaldo al régimen.

Venganza por detención de musulmanes

Dos horas más tarde, seis personas fueron asesinadas y otras 17 quedaron heridas tras la explosión de dos bombas cerca de un restaurante en la ciudad de Baquba, 60 kilómetros al noreste de Bagdad. Los estallidos también afectaron a una escuela y a una zona de juegos, y entre las víctimas hay niños.

Ya en la noche, otro atacante suicida manejó su vehículo directamente hacia un puesto de control militar en Fallujah, una ciudad donde Al Qaeda tenía fuerte presencia en el pasado, causando la muerte de cinco soldados, dijeron oficiales de las fuerzas de seguridad. Los últimos episodios parecen mostrar un cambio de estrategia en los militantes, quienes han aumentado sus ataques contra zonas recreativas donde hay familias y niños.

El Estado Islámico de Irak, una rama de Al Qaeda, dijo en un comunicado publicado e Internet que los ataques fueron como represalia por los arrestos de cientos de musulmanes, llevados a cabo por las fuerzas de seguridad iraquíes. El grupo advirtió además al Gobierno iraquí que deje de detener a militantes sospechosos o enfrentará más violencia.

DZC (AP, dpa, Reuters)