1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Se recrudece la violencia en Mali

Tuaregs separatistas y otros leales al gobierno protagonizaron violentos choques en la región de Kidal, que dejaron muertos en ambos bandos. Peligra el acuerdo de paz firmado en junio.

Los enfrentamientos en la región de Kidal, en el norte de Mali, entre grupos tuaregs, unos separatistas y otros afines al Gobierno, continuaron hoy, por tercer día consecutivo, con muertos en ambos bandos.

Según fuentes de la Coordinación de Movimientos de Azawad (CMA), que representa a los rebeldes tuaregs, cuatro de sus miembros han perdido la vida y también hay bajas, cuyo número no especifican, entre los integrantes de la milicia progubernamental Gatia.

Por su parte, Gatia afirma que, al menos, hay veinte muertos en las filas de la CMA y dos entre sus combatientes.

Los enfrentamientos entre miembros de la CMA y de la Plataforma, de la que forma parte Gatia, comenzaron el fin de semana en Kidal y siguieron ayer, con un balance de 12 muertos.

Esta situación, que hace peligrar el acuerdo de paz firmado en junio, ha llevado a la Misión de la ONU en Mali (Minusma) a tomar la decisión de crear una zona de seguridad alrededor de la ciudad de Kidal, lo que ha despertado gran indignación por ser considerada "unilateral".

Hasta el momento, el Gobierno no ha realizado comentarios sobre la medida de la Minusma.

Reunión de urgencia

Tras conocerse lo sucedido en la región de Kidal, el presidente de Mali, Modibo Keita, convocó una reunión de urgencia con representantes de las misiones internacionales presentes en el país, y pidió a todos sus ministros anular sus vacaciones para participar en el encuentro que tendrá lugar hoy en Bamako.

También los líderes religiosos malienses preparan una reunión de urgencia para antes del viernes.

En junio pasado, tras meses de frustradas negociaciones, el Gobierno y los tuaregs separatistas firmaron un acuerdo que tiene como objetivos alcanzar la paz en el norte de Mali y luchar contra el yihadismo y el narcotráfico.

Sin embargo, expertos malienses consideran que el acuerdo de paz siempre ha sido y será papel mojado, debido sobre todo a Iyad Ag Ghali, uno de los principales líderes tuaregs convertido después en yihadista y cabeza del grupo Ansar Dine, que tiene en Kidal su cuartel general.

EL(efe, ap, afp)