1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Se intensifican combates en el este de Ucrania

Al menos 20 personas murieron y 40 resultaron heridas en los últimos enfrentamientos. OSCE culpa del fracaso de las negociaciones a los rebeldes.

La situación en el este de Ucrania parece empeorar día a día. Este domingo (01.02.2015) las autoridades ucranianas informaron de al menos 20 muertos y 40 heridos en los más recientes enfrentamientos entre las fuerzas ucranianas y los rebeldes prorrusos. Los choques más duros se han producido cerca de Debaljevo, importante nudo de comunicaciones cerca de Donetsk, epicentro de la revuelta separatista.

Según el portavoz del Ejército ucraniano, Vladimir Polevoi, en los combates con separatistas murieron 13 soldados y otros 20 resultaron heridos. Los rebeldes, en tanto, informaron de la muerte de cuatro civiles y de 19 heridos en Donetsk, mientras que en la vecina Lugansk, el otro gran bastión prorruso, tres muertos y varios heridos se sumaban a la fatídica lista de víctimas de los últimos combates.

“Los combates continúan en todas las secciones del frente”, dijo Polevoi. Los rebeldes lanzaran una nueva ofensiva para recuperar Debaljevo hace dos semanas, violando el alto al fuego que habían acordado las partes en septiembre. Una vecina de Donetsk comentó a Reuters que “todos los días la gente está muriendo. Estamos durmiendo vestidos para poder arrancar al sótano, esto es insoportable”.

Hollande y Merkel, decepcionados

Enviados de Ucrania, Rusia y los separatistas se reunieron el sábado en Minsk, Bielorrusia, para las negociaciones de paz bajo el patrocinio de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que acusó este domingo a los separatistas de bloquear las conversaciones. “Ni siquiera estaban dispuestos a discutir la implementación de un alto el fuego y la retirada de armas pesadas", apuntó el Ministerio de Exteriores serbio, actualmente al frente de la presidencia del organismo.

Por otro lado, los presidentes de Francia y Ucrania, François Hollande y Petro Poroshenko, más la canciller de Alemania, Angela Merkel, conversaron por teléfono este domingo y se mostraron “decepcionados” por lo sucedido en la capital bielorrusa. Las autoridades llamaron a los separatistas a “no bloquear las negociaciones” y exigieron que las conversaciones de paz sean retomadas de forma urgente.

DZC (EFE, Reuters, dpa)