1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Sarkozy quiere a Brasil en el Consejo de Seguridad de la ONU

En la apertura de la Cumbre Brasil-Unión Europea, el presidente Nicolás Sarkozy defendió la entrada de Brasil en el Consejo de Seguridad de la ONU y dijo que el país debe actuar al lado de la UE.

default

Lula y Sarkozy: Brasil y la UE caminan de la mano.

En la apertura de la Segunda Cumbre Brasil-Unión Europea, que sirvió para definir un plan de acciones estratégicas entre ambos lados del Atlántico, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se sentaron juntos en el palco del Salón de Cristal del Palacio Copacabana de Río de Janeiro para destacar la importancia de las relaciones entre Brasil y el bloque europeo.

También los discursos estaban alineados. Los dos líderes europeos siguieron los pasos del presidente Lula, que declaró que, ante la actual crisis financiera global, "finalmente llegó la hora de la política". "Cuando sucede una crisis como esta, no hay un banco o empresario en el mundo que no se vuelva hacia la figura del Estado y pregunte: ¿y qué hacemos ahora?", afirmó Lula para argumentar que el Estado debe tener fuerza y garantizar las inversiones en la economía real.

Sarkozy in Brasilien

El presidente francés habló de crisis económica y medio ambiente.

El argumento de Lula encontró apoyo en los discursos europeos. "Queremos estar juntos con Brasil en la reformulación del sistema financiero global", dijo Durao Barroso. "Y, como el presidente Lula, consideramos que la situación exige un esfuerzo sobre la economía real. No basta con mirar el problema del sistema financiero. Estamos en una situación nueva y tenemos que resistirnos a volver a utilizar las soluciones del pasado para la economía del futuro", afirmó el presidente de la Comisión.

También Sarkozy habló de nuevos pasos para el futuro. "2008 entrará en la historia como un año en que el mundo entró en el siglo XXI. Y en el siglo XXI no podemos utilizar las reglas del siglo XX", dijo, para afirmar que no quiere un mundo de especuladores, sino de auténticos empresarios.

Consejo de Seguridad y Amazonia

Sarkozy arrancó los aplausos de los empresarios europeos y brasileños presentes en el acto al defender la entrada de Brasil en el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU). "Lula y yo no pertenecemos al mismo continente, pero nos entendemos. Él habla y lo que dice tiene sentido. Hay tanta gente que habla para no decir nada. Soy sincero cuando digo que necesitamos al presidente Lula como miembro permanente del Consejo de Seguridad y para preservar el equilibrio ambiental del planeta".

Fue la ocasión para que el presidente francés tocara un tema sensible para el presidente Lula, resaltando la importancia de la preservación de la Selva Amazónica, "un patrimonio de la humanidad que Francia siente cercano". Sarkozy lo explicó así: "Durao Barroso puede hablar portugués, pero Francia tiene incluso una frontera con Brasil", explicó en referencia a la Guayana Francesa.

Biocombustibles

Sarkozy_da Silva und Barroso

¿Brasil en el Consejo de Seguridad de la ONU?

Los esfuerzos conjuntos para frenar el cambio climático también fueron un tema recurrente en la apertura de la cumbre. Durao Barroso habló sobre el plan de objetivos acordado entre los 27 países miembros de la Unión Europea (UE) para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero. Y de como ello tendrá repercusiones para Brasil: "En la UE decidimos ahora que los biocombustibles serán un elemento importante del paquete sobre la energía y el clima que aprobamos la semana pasada".

Barroso, que definió el plan como "el más ambicioso aprobado hasta ahora por cualquier país o conjunto de países", afirmó que su éxito dependerá de la ayuda de los países en vías de desarrollo. En el caso de Brasil, eso significa especialmente esfuerzos para contener la deforestación y desarrollar tecnologías de biocombustibles. "Es importante que trabajemos conjuntamente en los biocombustibles para establecer criterios de sostenibilidad comunes y el reconocimiento mutuo de los regímenes de biocombustibles", dijo Barroso.

El presidente de la Comisión Europea dijo que el Banco de Inversiones de la UE está trabajando con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) brasileño para negociar un préstamo de 400 millones de euros para que sean invertidos en el sector.

Ronda de Doha

Ante la crisis financiera mundial, Barroso destacó la importancia de retomar las fracasadas negociaciones de la Ronda de Doha. "Los países no deben caer en el error de encerrarse en sí mismos y adoptar medidas proteccionistas que ya fallaron en el pasado", afirmó. El establecimiento de mercados libres también se encuentra entre los temas de las conversaciones entre Brasil y la UE.

"Estamos abiertos a un acuerdo de asociación con el Mercosur si ésa fuera la voluntad y la ambición de los diferentes países que integran el Mercosur", dijo Durao Barroso.

Acuerdo militar con Francia

La cumbre fue precedida por el Segundo Encuentro Empresarial Brasil-UE. Empresarios brasileños y europeos emitieron un comunicado con exigencias para impulsar el sector ante la crisis pidiendo, por ejemplo, la reducción de obstáculos para las inversiones bilaterales y medidas para facilitar el comercio internacional. En la clausura, el ministro de Defensa brasileño, Nelson Jobim, anunció los términos de un acuerdo militar con Francia.

El acuerdo prevé la transferencia de tecnología militar de Francia a Brasil con la construcción, en Río de Janeiro, de 50 helicópteros y cinco submarinos, siendo cuatro convencionales y uno nuclear. Un astillero deberá ser instalado en la capital fluminense para el montaje del equipamiento. La previsión es que el acuerdo dure 20 años. Solamente los helicópteros costarán 1.900 millones de euros a Brasil. Los aparatos se integrarán en la flota de la compañía brasileña Helibras.

DW recomienda