1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Sarkozy: presionado en casa, se aventura en populismo europeo

Bajo alta presión en casa, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, descubre el escenario europeo como remanso de tranquilidad y plataforma política de acción personal.

default

Nicolás Sarkozy: ¿quién lo podrá ayudar?

Sarkozy alerta sobre la globalización, ataca el liberalismo y advierte que hay que defender mejor la economía europea, incluso con más proteccionismo.

La luna de miel de los franceses con Sarkozy pasó mucho más rápido de lo esperado. Hoy la agenda pública está dominada por inminentes huelgas del transporte y el sector energético por una disputa sobre pensiones, que emergen como la primera gran batalla contra los planes de reforma económica del Sarkozy.

Los sindicatos de los sectores ferroviario, transporte público, electricidad y gas van a su segunda huelga general en un mes, amenazando con un paro indefinido para protestar contra los planes de eliminar unas normas especiales de jubilación para cerca de 1 millón de trabajadores del sector público.

Suben los precios de los víveres… y las deudas públicas

Y como si fuera poco, los crecientes costos de la energía y los alimentos frescos impulsaron los precios al consumidor francés más de lo previsto en octubre. Los analistas sostienen que seguirán escalando.

Más aún. Las finanzas públicas de Francia serán las peores de la zona euro para el 2009 si el país fracasa en recortar los déficit en línea con las reglas que aceptó, advirtió la Comisión Europea en su pronóstico económico de otoño.

El órgano ejecutivo de la Unión Europea dijo que el crecimiento de Francia y la credibilidad de las políticas del país dependerían de que París cumpla las reformas que propuso. El Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Joaquín Almunia, dijo que los problemas estructurales de Francia no parecen mejorar y que él analizará cuidadosamente las reformas del país. Para Almunia, el déficit de Francia se encuentra "demasiado cerca" del techo del 3% establecido por Bruselas, más allá del cual la Comisión iniciaría procedimientos disciplinarios.

Telón europeo abierto para Monsieur Sarkozy

Ante tan gris panorama no es pues de asombrarse que Sarkozy disfrute más hablar ante el pleno del Parlamento Europeo, como lo hizo este martes 13 de noviembre. “Para no sucumbir ante la globalización, la Unión Europea tiene que tener prioridad”, exigió el jefe de Gobierno galo. “Si otras regiones se defienden contra el dumping social, Europa no puede ignorarlo”, advierte Sarkozy que además preguntó a los diputados “¿Por qué Europa no protege a sus agricultores y ganaderos si otras regiones lo hacen?”.

¿Ignorancia o populismo?

¿Desconoce Sarkozy acaso la política agraria de la Unión Europea?; ¿No sabe el presidente francés que la Unión es, junto con Estados Unidos, la región que entrega las más altas subvenciones agrarias del mundo, por lo demás, en detrimento de los productores extracomunitarios, incluidos los de América Latina? Bruselas “protege” ya con más de 40 mil millones de euros a sus campesinos que, a menudo, y debido a la sobreproducción, ganan más si dejan terrenos baldíos. Todo gracias a las subvenciones que impiden que los productos agrarios extracomunitarios puedan competir con los precios europeos.

No podía ser más paradójico que el Leitmotiv de la “novedosa” política europea á la Sarkozy es que “Europa no quiere proteccionismo”, como lo repitió hasta la saciedad en Estrasburgo. Pero Sarkozy piensa además que “Europa debe tener el derecho de subvencionar la mediana empresa”.

El presidente francés clamó también por la independencia energética y agraria de la Unión Europea, dos tópicos que destacará durante la presidencia francesa de la Unión durante el segundo semestre de 2008.

Aparte de reiterar su negativa a una membresía europea de Turquía, Sarkozy no desaprovechó la oportunidad de hablar ante los diputados de la toda la Unión para pedir una política comunitaria de inmigración y otra de defensa y seguridad. “¿Cómo quiere la UE ser un factor de paz y equilibrio si no es capaz de defender sus propias fronteras?”, cuestionó finalmente Sarkozy que no logró cautivar los corazones en Estrasburgo.

Poderes tomados, pero (aún) no concedidos

Durante su aparición en el Parlamento Europeo trascendió que ignorando el consejo de una comisión especial, Nicolas Sarkozy desdeñó por insuficientes propuestas de cambios constitucionales que lo habrían hecho cargo formalmente de establecer la política gubernamental.

Sarkozy busca más bien que la Constitución refleje la realidad en la que el presidente administra el país cuando el jefe de Estado cuenta con una mayoría en el Parlamento. En una ruptura con la tradición, Sarkozy se ha involucrado directamente con la dirección del país en la cotidianidad una tarea usualmente del primer ministro.

Los críticos denuncian que consagrar semejante enfoque de meter mano en la Ley Básica crearía una crisis constitucional si el presidente enfrenta a una mayoría hostil en el Parlamento, algo que sucedió con sus predecesores conservadores y socialistas.

Mal clima atmosférico en el país de Sarkozy

Por lo pronto, otro frente de los tantos conflictos internos que ha reventado en Francia. La huelga ferroviaria que obligó hoy a los parisinos a sacar un millón y medio de automóviles más a las calles, ha provocado quasi un infarto ambiental. Según el ingeniero Olivier Charles, la contaminación generada en Francia por las 10.000 toneladas adicionales de dióxido de carbono emitidas por quienes tuvieron que tomar el auto, es igual a la contaminación producida en dos años por todo un país en el pacífico sur: el Estado isla de Tuvalú.

DW recomienda