1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Futbol Internacional

Rusia y Catar: dolores de cabeza de la FIFA

La detención de altos funcionarios de la CONCACAF y la CONMEBOL por presunta corrupción no son los únicos problemas de la FIFA. La adjudicación de los Mundiales de Catar y Rusia también ocupan desde hoy a la justicia.

Las autoridades suizas no habían acabado de detener a los delegados latinoamericanos al congreso de la FIFA solicitados por la justicia de Estados Unidos cuando ya estaban encaminándose a una nueva misión en la lucha contra la corrupción en el fútbol internacional.

En esta ocasión fue la fiscalía suiza la encargada de abrir un proceso penal en torno a la adjudicación de los Mundiales de Rusia 2018 y Catar 2022. En el marco de las investigaciones las autoridades se presentaron en la sede de la FIFA en Zúrich para revisar y decomisar documentos que esclarezcan las sospechas de “falso tramite en la consecución de negocios y lavado de dinero”.

Por ahora la justicia de Suiza no señala nombres, y adelanta el proceso contra “desconocidos” en tanto se esclarezcan las dudas. Para lograrlo ha solicitado al sistema bancario que levante la reserva de algunas cuentas y le suministre los datos de los movimientos que se han hecho en ellas.

De acuerdo a la versión oficial de la FIFA, entregada en rueda de prensa por su vocero Walter de Gregorio, fue el propio organismo el que en el pasado mes de noviembre acudió a la fiscalía suiza con la petición de abrir el proceso penal, lo que ha sucedido hoy.

La FIFA, sin embargo, no considera que en estos momentos haya motivo para cambiar las sedes de los Mundiales de 2018 y 2022. “Se celebrarán en Rusia y Catar”, aseveró de Gregorio, quien también reveló que la agenda del congreso de la organización deportiva internacional seguirá tal y como se había planeado con antelación.

Esto quiere decir que la elección del nuevo presidente de la FIFA se llevará a cabo el viernes. Allí el candidato favorito es Joseph Blatter quien obtendría así un quinto periodo al frente del fútbol mundial, algo que no complace a muchos actores importantes de este deporte en el ámbito internacional.

Alemania, por ejemplo, ha reafirmado su deseo de que se produzca un relevo al frente de la institución rectora del balompié. “Lo que ha sucedido hoy ha rebosado la copa. El fútbol estaría enviando el mensaje equivocado a la sociedad si ignora la gravedad de los hechos y sigue su camino como si nada. Es imposible seguir así”, dijo Reinhard Rauball presidente de la Bundesliga.

En el mismo sentido reaccionó el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Wolfgang Nierbasch: “Lo que está pasando en Zúrich le está haciendo mucho daño al fútbol, por eso en la UEFA vamos a concertar la posición que tomaremos conjuntamente en el congreso de la FIFA”.

La clase política alemana también ha expresado su preocupación por el rumbo que están tomando los problemas de la FIFA. Al respecto el ministro de justicia de Alemania, Heiko Maas, dijo que “los aficionados tienen el derecho a que se aclaren todas las dudas que se han generado, la corrupción no puede tener cabida en el deporte”.

En tanto el vocero de la comisión del deporte del congreso alemán, Özcan Mutlu, aseveró: “la FIFA y Joseph Blatter tocaron fondo, la elecciones del nuevo presidente hay que aplazarla, y los Mundiales de Rusia y Catar deben ser otorgados de nuevo”.

DW recomienda