1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Futbol Internacional

El millonario tira y afloja por Catar

Los clubes europeos, liderados por un directivo del fútbol alemán, demandan de la FIFA más dinero como compensación por prestar a sus jugadores al Mundial invernal de Catar 2022. La millonaria negociación está en marcha.

El directivo del Bayern Múnich, Karl Heinz Rummenigge, en su condición de vocero de la Asociación de Clubes Europeos (ECA), dejó muy clara la posición de los más poderosos equipos del fútbol internacional frente a la modificación del calendario del Mundial de Catar, que de acuerdo al plan de la FIFA se realizaría por primera vez en la historia a finales del año, entre noviembre y diciembre del 2022.

“No se puede esperar que los clubes y las ligas de Europa asuman los costos que resultan de la modificación del calendario. Contamos con que los daños que causaría una decisión final al respecto serán compensados”, fue el mensaje de Rummenigge. La reacción de la FIFA no se hizo esperar: “No habrá compensaciones financieras a los clubes”, dijo el secretario de la organización, Jérôme Valcke. De esta forma las dos partes determinaron cual es su punto de partida en las negociaciones que están en marcha en torno al Mundial de Catar.

Cifras millonarias

El próximo 19 de marzo el Comité Ejecutivo de la FIFA se reunirá en Suiza para tomar una decisión oficial acerca de las fechas en las que se celebrará el Mundial del 2022. La ECA tendrá hasta entonces plazo para insistir en su propuesta de jugar la Copa del Mundo en Catar entre los meses de mayo y junio, o dada su poca viabilidad, apoyar públicamente un torneo disputado entre noviembre y diciembre a cambio de una suma millonaria.

A la FIFA el respaldo de los clubes europeos a un Mundial invernal le costaría sin duda mucho más que los aproximadamente 63 millones de euros que repartió entre los 396 equipos -240 de ellos del Viejo Continente- que enviaron 736 futbolistas a jugar en Brasil 2014. Para ese Mundial la ECA gestionó un acuerdo compensatorio de 2.600 euros al día por jugador participante.

Europa aspira a aumentar considerablemente esta cifra dada la situación de que, en el 2022, el evento tendría lugar en fechas en las que sus más importantes torneos están activos, y no, como históricamente se venía haciendo, durante la pausa de verano de las ligas. Hasta ahora la ECA ha logrado imponer sus condiciones registrando significativos incrementos de torneo a torneo. Por ejemplo, en el Mundial de Sudáfrica 2010 fueron apenas 37 millones de euros y, cuatro años más tarde, 63; y en la Eurocopa del 2012 fueron 100 millones de euros, que en Francia, en el 2016, subirán a 150 millones.

La posición de la ECA en la mesa de negociaciones con la FIFA es aún más fuerte y sólida gracias al respaldo que le ofrece la Asociación Europea de Ligas de Fútbol Profesional (EPFL). Esta organización manifestó respecto a un Mundial en Catar en noviembre y diciembre lo siguiente: “Hemos expresado nuestro desacuerdo con esa propuesta porque perturba y causa grandes perjuicios al desarrollo normal de las competencias europeas”.

Frágil unidad

Karl Heinz Rummenigge, vocero de los clubes europeos.

Karl Heinz Rummenigge, vocero de los clubes europeos.

La EPFL también aspira oficialmente a que el próximo 19 de marzo, en la reunión del Comité Ejecutivo, la FIFA cambie de opinión y acepte realizar el Mundial de Catar en mayo, cuando el principal problema que obliga al cambio de fechas, el de las temperaturas, es manejable. En esa época del año las temperaturas en el país anfitrión del 2022 rondan los 35 grados centígrados, lo que implica condiciones climáticas similares a aquellas bajo las cuales se disputaron las Copas del Mundo de México 1986, Estados Unidos 1994 y Brasil 2014.

De todas formas ni al interior de la ECA, ni de la EPFL, reina una unidad absoluta frente al tema. El directivo de la Bundesliga, Christian Seifert, reveló en la cadena de televisión alemana ZDF que hay ligas en Europa para las cuales jugar el Mundial de Catar a final de año no representa ningún inconveniente. “Hay muchos países a los que las nuevas fechas les vienen bien”, declaró.

Seifert se refiere entre esas ligas a varias de aquellas que representaron a Europa en el Mundial de Brasil 2014 como las de Rusia, Croacia, Suiza y Bosnia. Todas ellas introducen en invierno largas pausas en sus calendarios del campeonato, en algunos de ellos de hasta tres meses. Además, las compensaciones económicas que distribuye la FIFA tampoco son para todos.

Los clubes que más dinero recibieron por ceder jugadores al Mundial fueron Bayern Múnich, Real Madrid y Manchester United. Adicionalmente, solo a ocho equipos se les compensó con más de un millón de euros, y una gran parte de los que recibieron sumas representativas pertenecían a las ligas de Alemania, Inglaterra, Italia o España, las que mayores problemas tienen con el cambio de fechas del Mundial 2022.

“Yo estoy optimista respecto a la oportunidad que tenemos de encontrar una solución justa”, contó Rummenigge recientemente. La próxima semana se sabrá en cuántos millones la FIFA tasa esa “solución justa”.

DW recomienda