1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

¿Qué es el "New Deal" de Macron para Europa?

Emmanuel Macron tiene grandes planes para Europa: más cooperación, más solidaridad y más inversiones para superar la crisis. Pero Alemania teme que al final sus contribuyentes acaben pagando la factura.

El New Deal original se remonta a los tiempos del presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt. En la década de los años 30 del siglo XX, Roosevelt luchó contra los efectos de la profunda crisis económica con un masivo programa de inversión y amplias reformas sociales y económicas, llegando a estabilizar la situación, tanto económica como política.

 

Más información: 

Opinión: es hora del "Merkron"

Macron, el presidente que no tiene partido

 

La situación actual en Francia no se puede comparar. Pero el país vive sumido en una crisis permanente. Su índice de desempleo dobla al alemán, el país pierde competitividad a nivel internacional y su crecimiento es débil desde hace años, y solo en los últimos tiempos parecer remontar un poco. Desde hace una década, Francia no lograr atenerse a los criterios de déficit europeos, mientras que Alemania, por su parte, goza de superávit. En lo que a política se refiere, casi la mitad de los franceses votó en la primera vuelta de las presidenciales por candidatos que defendían explícitamente argumentos antieuropeos y antiglobalización. En segunda vuelta, muchos votaron más contra Le Pen que por Macron y su programa. Macron quiere reducir el gasto público, bajar el impuesto de sociedades y liberalizar el mercado de trabajo. Eso no tiene nada que ver con el New Deal. El New Deal de Macron está contemplado en su segundo gran proyecto, un programa de inversión para toda la eurozona, que tiene como fin financiar a los Estados europeos con un presupuesto común. 

Schäuble insiste en observar las reglas

La expresión "New Deal para Europa” surgió durante una visita de Macron a Alemania el pasado mes de marzo, es decir, varias semanas antes de la elección. Pero la idea de Macron ya fue reflejada en un documento conjunto hace dos años, cuando era ministro de Economía, junto con su homólogo alemán del partido socialdemócrata, Sigmar Gabriel, que ahora ocupa la cartera alemana de Exteriores. Se trata de reforzar la eurozona con un presupuesto común, nuevas "fiscalizaciones ejecutivas” a nivel europeo, una "Eurocámara” y un "Eurocomisario”. El objetivo es lograr una "unión económica y social”. Macron siempre ha defendido los eurobonos, es decir, la emisión conjunta de deuda de los países europeos con una garantía común.

Südafrika Weltwirtschaftsforum in Durban Wofgang Schäuble (Reuters/R. Ward)

Wofgang Schäuble: "Las reglas están para cumplirlas"

Y ahí es donde la cosa pierde la gracia para los conservadores de la gran coalición que gobierna en Berlín. Un presupuesto común y una deuda conjunta suenan a oídos de los políticos democristianos de la CDU como si los franceses quisieran delegar sus responsabilidades sobre los hombros de los contribuyentes alemanes. Merkel ya ha reaccionado fríamente: "El apoyo alemán no puede sustituir a la política francesa”, dijo la canciller, que ha rechazado los eurobonos. Por su parte, el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, está a favor de una eurozona más robusta. Pero Schäuble cree que la clave está en imponer disciplina fiscal. En una entrevista con el diario italiano La Repubblica, dijo en relación a Francia: "La idea es sencilla. Si tenemos reglas, es para cumplirlas".  Y hace poco dijo en otro acto: "Francia es tan grande y fuerte, que no tiene que andar pensando en quién puede ayudarla”. En otras palabras: apoyo sí, pero que no cueste dinero.

El miedo a Le Pen como forma de presión

Las opiniones de políticos y observadores difieren notablemente. Algunos acusan al Gobierno alemán de avaricia, mientras que, para otros, el plan de Macron es una forma descarada de cargar más peso a Alemania. Gregory Claes, del think tank Bruegel, con sede en Bruselas, cree que Macron al menos se atendrá al orden correcto de actuación: "En primer lugar, tendría que concentrarse en las reformas internas de su país y demostrar que desea atenerse a las reglas de estabilidad. Así recuperaría credibilidad por parte de socios como Alemania y los países del norte de Europa. No se aventurará a plantear sus ideas para la reforma europea antes de las elecciones alemanas”.

Ver el video 25:59

Elecciones en Francia: ¿victoria europea ?

Por otro lado, la politóloga berlinesa Ulrike Guérot cree que Macron tiene en su mano un medio para presionar a Berlín. En entrevista con la agencia de noticias Dpa, Guérot dijo: "Macron puede remitirse a lo sucedido en Reino Unido. Alemania tiene mucho que perder si un país se sale de la senda. Macron podría decir: ‘Si no me ayudan, se las acabarán viendo con Le Pen”. Pero ese tiro podría salirle por la culata. Los euroescépticos podrían recibir un impulso si  durante la campaña electoral alemana se percibe que el Gobierno alemán se deja presionar.

Para muchos, hay mucho más en juego a nivel político que en el plano económico. El New Deal contribuyó en Estados Unidos a salvaguardar la democracia a pesar de la profunda crisis económica. Elmar Brok, diputado europeo de la CDU, que sigue el acontecer político europeo desde hace décadas, dice: "Europa se desmorona. Emmanuel Macron es su última oportunidad. Debemos hacer algo”. El problema es qué.

Autor: Christoph Hasselbach (MS/DZC)

 

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema