Programas de entrenamiento: De las aulas universitarias al mundo laboral | Economía | DW | 05.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Programas de entrenamiento: De las aulas universitarias al mundo laboral

Compañias alemanas entrenan a jóvenes para crear equipos de trabajo altamente cualificados. Para los jóvenes, éstos representan la oportunidad de ingresar al mundo laboral y generar ingresos.

“La nueva exportación alemana” se le nombra a los programas de entrenamiento diseñados por las grandes compañias para formar a los recién egresados universitarios. Mientras las empresas refuerzan su plantilla laboral, los jóvenes adquieren experiencia en las grandes firmas.

A estos programas se les considera como “trampolines de éxito”, por impulsar y desarrollar las habilidades prácticas de los jóvenes. Famosa es la carrera profesional de Franz Fehrenbach, actual presidente de Robert Bosch, quién ingresó a la compañia como un "trainee" en un programa de entrenamiento a la edad de 26 años de edad.

Incubadora de talentos

Antes populares en la división financiera, hoy estos programas también se implementan en las demás industrias. Para captar talentos internacionales, Alemania los ha extendido a los sectores de la ingeniería e informática.

Los programas de entrenamiento duran de 18 a 24 meses. Los jóvenes trabajan en distintas áreas, se involucran en proyectos y se trasladan a otras sedes, nacionales o internacionales. Movilidad y espíritu de aprendizaje son requisitos indispensables.

En el entrenamiento, los recién egresados reciben el apoyo de sus colegas con más experiencia. Este modelo de comunicación es para las empresas una forma de cerrar la brecha generacional. Así, los nuevos equipos de trabajo se benefician de ideas frescas y conocimientos laborales.

En su mayoría los graduados tienen poca experiencia, lo que les facilita aprender la cultura laboral de la organización y seguir los pasos de sus mentores. Al mismo tiempo, estos jóvenes reciben salarios alrededor de 25 a 30 mil euros anuales.

¿De quién estamos hablando?

Sin restricción de nacionalidad, los jóvenes deben contar con licenciatura, buenas notas académicas y experiencia laboral. Intercambios escolares, estudios de maestría, pasantías en el extranjero y el dominio de un tercer idioma, adicional al alemán e inglés, son un plus para incrementar las posibilidades de ingreso a los “grupos top”.

El proceso de reclutamiento puede durar hasta nueve meses con entrevistas online, presenciales y exámenes de aptitudes. Aunque demandantes y competitivos, estos programas de entrenamiento son para los recién egresados la posibilidad de ingresar a la vida profesional y de obtener en el futuro puestos de liderazgo.

DW recomienda