Portugal: se acerca momento de acudir a fondo de rescate | Europa | DW | 06.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Portugal: se acerca momento de acudir a fondo de rescate

Lo primero que tendrá que hacer el Gobierno que los portugueses elijan el 5 de junio será acudir al fondo de rescate europeo, vaticinan especialistas alemanes.

default

La presión para la economía portuguesa aumenta

Las malas noticias desde Lisboa no acaban: el Banco de Portugal, su banco central, prevé una contracción de la economía de un 1,3 por ciento para 2011. La deuda soberana será, entonces, tan grande como el total del PIB anual. El primer ministro portugués, José Sócrates, fracasó ante el Parlamento con su programa de austeridad y dimitió a finales de marzo.

Moody´s, la tercera mayor agencia de calificación de crédito, rebajó el miércoles (06.04) la calificación de siete bancos portugueses e hizo referencia a un estado financiero debilitado y a la probable dificultad del Gobierno para ayudar a las entidades por sus propios problemas de deuda.

La decisión, que incluye rebajas de uno y dos escalones de la deuda sénior y de los depósitos de siete bancos y del perfil financiero sin apoyos externos de cinco entidades, se produce después de que Moody's recortara el rating soberano de Portugal el martes. Ya el viernes la agencia Fitch rebajaba a Portugal tres niveles.

Christoph Weil Europa Experte Commerzbank

Christoph Weil, Commerzbank

Falla en el objetivo de consolidación

Poco antes de eso se había dado a conocer que el país mediterráneo no había logrado sus objetivos de consolidación en 2010. Christoph Weil, del Commerzbank: “Querían reducir el déficil fiscal al 7,3 por ciento; lograron un 8,6 por ciento”. Si se deduce de eso la compra de Portugal Telecom por parte de Telefónica por un importe de miles de millones, el déficit asciende al diez por ciento. “Sería tan alto como el de 2009”, dice Weil. Eso significaría que, a pesar de todas las medidas tomadas, Lisboa no logró reducir su déficit. Según el economista alemán, éste y la limitada competitividad son los principales problemas del país.

Como fuere, varios años tendrán que pasar hasta que las reformas que requieren el mercado laboral y el sector de la educación den frutos; eso significa darle al país algo que le niegan los mercados financieros: tiempo. Los intereses para los préstamos a largo plazo han subido al ocho por ciento, un interés que pondría de rodillas incluso a países económicamente fuertes.

Para Torsten Windels, economista jefe del banco Nord LB, sin dilación Portugal debería ampararse en el fondo de rescate europeo (EFSF). “Creo que difícilmente encontrarán en el mercado los medios que necesitan en abril para refinanciarse; en caso de que los encontraran sería a un interés que en realidad no deberían aceptar”, explica Windels.

Sin embargo, el Gobierno que conducirá el país hasta el 5 de junio parece no tener prisa. Falta la base jurídica, explica el ministro de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos. Se debe a consideraciones electorales, supone Christoph Weil, pues el gobierno del socialista Sócrates nunca quiso aceptar ayuda y menos querrá, poco antes de las elecciones, afrontar esa “vergüenza”.

Torsten Windels

Torsten Windels, economista jefe de Nord/LB

Nadie quiere hipotecarse

Efectivamente, una solicitud de auxilio sería sinónimo de declaración de insolvencia, concuerda Torsten Windels. Cuando el Gobierno de un país acude a una institución supranacional, no recibe el dinero sin dar algo a cambio: “Es como si entregase la capacidad de acción, la soberanía al EFSF y ya no se es amo en la propia casa”. A dar ese paso, los gobiernos prefieren optar por altos intereses.

Así, el asunto le costará caro a Portugal, vaticina Christoph Weil, pues hasta junio el país tiene que haber refinanciado créditos por doce mil millones de euros. Si los portugueses no quieren dejarse salvar, tienen que mantenerse a flote con créditos a corto plazo. El viernes (01.04) aceptaron un bono de 14 meses a un interés del 5,8 por ciento. “Por el mismo interés podrían recibir del EFSF un crédito a 7,5 años”, dice Weil.

Portugal Finanzkrise EU Regierungskrise Brüssel Euro

Pedro Passos Coelho, líder de la oposición en Portugal.

Unos 70 mil millones de euros

Es más, se calcula que los intereses serán más bajos, pues los ejemplos de Grecia e Irlanda han demostrado que los intereses punitivos no son el mejor método para sacar del hoyo a los países en aprietos. Por eso, el EFSF bajó ya los intereses a Grecia; para Irlanda hará lo mismo.

Según calcula Weil, unos 70 mil millones de euros necesita Portugal; una suma que el fondo europeo, válido hasta 2013, podría poner a disposición sin problemas. Hasta ahora de ese fondo –cuyo monto efectivo se ampliará hasta finales de junio a los 440 mil millones de euros- sólo han salido 85 mil millones para Irlanda. En mayo de 2010, la UE y el Fondo Monetario Internacional hicieron un paquete especial para el caso de Grecia.

Autora: Zhang Danhong/Mirra Banchón
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda