1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Portugal: "Los dolorosos recortes van a ser inevitables"

La prensa europea delibera de nuevo sobre la crisis política y económica en Portugal y las opciones de la Unión Europea.

default

El Parlamento portugués, durante la votación sobre los recortes al presupuesto.

La Croix, de París: "Portugal se encuentra profundamente sumido en una crisis política en un mal momento, tanto para el país como para la Eurozona en general. La cumbre de la UE en Bruselas debería poner a votación diversas medidas que eviten la repetición de crisis como la de Grecia e Irlanda. Esta situación debe remediarse inmediatamente, puesto que el siguiente candidato de la lista está entre los mayores países de la Unión Europea, España. Aparentemente se aportan soluciones, pero las dificultades en Portugal demuestran que la crisis del euro dista mucho de estar superada, y desde luego no se puede arreglar a base de retoques. El excesivo endeudamiento de los Estados requiere un saneamiento a largo plazo. Y esto sólo se puede llevar a cabo en un espíritu de solidaridad y equilibrio."

De Volkskrant, de Ámsterdam: "¿Quién va a negociar con Europa una operación de rescate? El espacio de maniobra del primer ministro Sócrates es ínfimo, y la presentación de una alternativa lleva su tiempo. La Constitución portuguesa explicita que el periodo de tiempo mínimo necesario para la celebración de nuevas elecciones es dos meses. Mientras tanto, continúa al mando un Gobierno de transición con el PSP de Sócrates y el partido de centro-derecha PSD como principal representante de la oposición. Pero para ello, el PSD debería cesar en su resistencia al paquete de ahorro al que se negaron, puesto que tanto si Lisboa pasa a hacerse un sitio bajo el paraguas de rescate europeo como si no, los dolorosos recortes van a ser inevitables."

Leipziger Volkszeitung, de Leipzig: "El desarollo trae consigo cargas grotescas. El jefe del Gobierno portugués renuncia porque su programa de ahorro no sale adelante en el Parlamento. Aún así, si el país pidiera ayuda a la UE, las condiciones no deberían variar en demasía; de lo contrario, el Fondo de Rescate Europeo perdería su credibilidad. El hecho de que esta situación haya venido a coincidir tan puntualmente con las charlas de la Cumbre de la UE quizás agudice los sentidos para la creación de las necesarias medidas de estabilización para el futuro. Porque hasta el momento, sólo ha habido transparencia en cuanto a la cantidad de fondos que fluyen en el bote de salvataje permanente. Otros 22 miles de millones de euros, sólo por parte de los alemanes. Los criterios que permiten a los países hacer uso de él son considerablemente más obtusos."

Salzburger Nachrichten, de Salzburgo: "El euro no ha sido hasta el momento la esperada grapa capaz de unir los países europeos, ni económica, ni políticamente. Con la unificación de un mecanismo a largo plazo contra la crisis para países endeudados económicamente se rellenarán provisionalmente las grietas que atraviesan el continente en sentido horizontal. Pero parece ser que, a pesar de los cientos de miles de millones reservados para ello, no se tiene consciencia de que estas grietas acabarán por reabrirse. El Fondo de Salvataje que se pondrá en funcionamiento a partir de 2013 es una señal de los políticos a los mercados financieros de que se mantienen en la idea de una Europa unida. Lo importante es llevarla a cabo por todos los medios, aunque en el resto del continente no haya mayoría al respecto."

La Presse de la Manche, de Cherbourg: "Sócrates quería sacar a su país del atolladero en el que se había metido sin pedir ayuda al Fondo Monetario Internacional o a la Unión Europea. El Parlamento portugués expresó su rechazo. Pero eso significa que Portugal debe doblegarse a los requisitos del FMI y Europa, lo que conllevará el establecimiento de un nuevo plan de ahorro. Las agencias calificadoras han bajado la calificación de Portugal en dos puntos, lo que siempre resulta molesto para un país endeudado, puesto que la primera consecuencia es una muy cara concesión de un plazo durante el cual puede pedir dinero prestado para cubrir las necesidades más importantes. Además, está el miedo de un efecto dominó de Portugal hacia España, que afectaría en gran medida a la Unión Europea."

LAB/dpa

Editor: Enrique López

DW recomienda