1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Once muertos en ataque terrorista a hotel en Libia

Entre las víctimas hay dos filipinos, un surcoreano, un francés y un estadounidense, así como tres agentes de seguridad privada.

El hotel Corinthia, uno de los pocos que aún funciona en Trípoli, la capital de Libia, fue objetivo de un ataque este martes (27.01.2015) atribuido a la rama libia del movimiento yihadista Estado Islámico. En el ataque perdieron la vida nueve personas, entre ellas cinco extranjeros, además de dos de los atacantes. La acción sería una venganza por la muerte de Abu Anas al-Liby, un yihadista relacionado con atentados contra las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania. Sin embargo, en Libia se asegura que el ataque tenía como objetivo al líder Omar al Hasi.

El lujoso recinto atacado alberga a responsables del gobierno rebelde libio, que no es reconocido internacionalmente pero que es el que opera en la capital del país. Esam al Naas, portavoz de la Oficina de Operaciones de Seguridad, explicó a la agencia española EFE que los muertos son tres agentes de la seguridad privada, un trabajador libio que fue hecho rehén y cinco ciudadanos extranjeros, entre los que se encuentran dos filipinos, un surcoreano, un francés y un estadounidense.

Asimismo, Al Naas descartó la posibilidad de que se trate de “yihadistas extremistas” y aseguró que se ha abierto una investigación policial y forense para tratar de determinar quiénes eran los atacantes y a qué grupo pertenecían. En el edificio, fuertemente vigilado, reside el jefe del denominado Gobierno de Salvación de Libia, Omar al Hasi, quien se encontraba en el lugar al momento del asalto, sin que su vida corriera peligro. Su régimen es apoyado por milicias islamistas, “señores de la guerra” y líderes tribales.

País sumido en el caos

Según el relato de testigos, varios hombres armados (entre dos y cinco) entraron a tiros en el edificio poco después de que un coche bomba estallara en el aparcamiento de este hotel-fortaleza, en el que se alojan las pocas misiones diplomáticas que quedan en Libia, políticos y militares rebeldes, además de empresarios y contratistas que tratan de sacar partido del caos en el que esta sumido el país desde la caída, en octubre de 2011, del régimen de Muamar al Gadafi.

Tras un fuerte tiroteo, dos de los atacantes lograron ascender al piso número 24 -reservado para los diplomáticos de Qatar- y se encerraron con un rehén en una de las habitaciones, donde perecieron a causa de la acción de las fuerzas de seguridad, que lanzaron una granada, explicaron las fuentes. Otras versiones apuntan, no obstante, a que los presuntos terroristas se inmolaron al hacer explotar cinturones explosivos que llevaban adosados al cuerpo.

DZC (EFE, dpa)