1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Nuevos frentes en el Medio Oriente

Irán responsabiliza a Arabia Saudita del doble ataque en Teherán. Efectivamente, tales ataques encajan en la lógica de los últimos acontecimientos ocurridos en la región, según Bahman Nirumadi, experto en Irán.

DW: El miércoles tuvieron lugar en Irán los peores atentados en años, presuntamente llevados a cabo por seguidores del Estado Islámico (EI). ¿Qué impacto tuvieron?

Bahan Nirumand: Todo el país está en shock. La cúpula iraní se vanaglorió por años de que Irán era una isla de tranquilidad y estabilidad, y ahora se produce este doble atentado contra blancos muy sensibles. Si no se logra proteger el Parlamento, si cuatro terroristas pueden entrar allí con bombas y armas de fuego, y lo mismo ocurre simultáneamente en el mausoleo, un sitio bien vigilado, entonces se produce un duro golpe contra la imagen de Irán como país seguro.

 

Más información:

-Irán en la mira del Estado Islámico

-Todos contra Qatar

 

Se tiene la impresión de que fue un atentado coordinado y minuciosamente planeado. El EI había amenazado hace ya tiempo a Teherán, pero hasta ahora no había ejecutado semejantes acciones. ¿Por qué?

Bahman Nirumand.

Bahman Nirumand.

El ayatola Jamenei sostiene que el EI no se había atrevido a hacerlo debido a que Irán combate en Siria contra el terrorismo. Los iraníes siempre han amenazado con atacar si el EI se acerca a menos de 30 o 40 kilómetros de la frontera con Irán. La presencia de fuerzas iraníes en Irak y Siria habría impedido, en consecuencia, que el EI pudiera echar raíces en Irán. No obstante, en el pasado reciente se han reportado reiteradas detenciones de potenciales terroristas presuntamente adscritos al EI.

En Irán se alzaron voces que consideran que Arabia Saudita es el verdadero instigador de los atentados. ¿Cómo aquilata tales acusaciones?

No estoy cien por ciento seguro de que el ataque haya sido planeado por el EI. Naturalmente, dicha organización se lo atribuye, pero no sé cuán comprobable sea el asunto. Pienso que los acontecimientos de las últimas semanas están de algún modo relacionados con los atentados en Irán. La visita del presidente estadounidense a Arabia Saudita, la formación de un frente contra Irán, la ruptura de relaciones diplomáticas de algunos estados árabes con Qatar, el acercamiento de Qatar a Irán... todo está interrelacionado. No hay informaciones sobre hasta qué punto Arabia Saudita puede estar tras estos atentados. Pero el ministro saudita de Relaciones Exteriores declaró hace pocos días que su país no permitirá que tenga lugar una pugna con Irán en territorio árabe. Si se produce una guerra, esta habría de librarse en territorio iraní. Si se toma todo eso en cuenta, el doble atentado de Teherán encaja bien en toda la lógica de los acontecimientos de los últimos días.

¿Ve entonces peligro de que sigan aumentado las tensiones entre Irán y Arabia Saudita?

El rey Salman bin Abdulazi y Donald Trump

El rey Salman bin Abdulazi y Donald Trump: aliados contra Irán.

Sí, sobre todo pienso que estos acontecimientos modificarán la constelación de poder en toda la región. No se sabe si Qatar cederá ante la presión de los países árabes, o si se acercará aún más a Irán. El parlamento turco, en tanto, resolvió ampliar la base militar turca en Qatar. Sabemos que Turquía y Qatar apoyan a los Hermanos Musulmanes en Egipto. Junto con el acercamiento de Turquía a Rusia, todo esto podría llevar a la formación de nuevos frentes: de un lado, Irán, Qatar, Turquía, Rusia, Irak y Líbano; del otro, Arabia Saudita, los restantes países del Golfo y Estados Unidos. Muchas piezas se están moviendo y me temo que las tensiones se agudizarán aún más en el próximo tiempo. Arabia Saudita parece firmemente decidida a poner coto a la influencia de Irán, y cuenta con el respaldo de Estados Unidos. Trump lo ha declarado abiertamente y ha exhortado a formar un frente contra Irán. Ya se está pensando en una "OTAN” árabe. Todo eso no parece arrojar una luz optimista hacia el futuro.

¿Nos encaminamos entonces hacia una escalada en la región?

Sí. Solo la Unión Europea podría intentar mediar allí, pero los países europeos no tienen una política exterior unitaria. Ni Estados Unidos ni Rusia están en condiciones de hacerlo, y China se mantiene bastante al margen. En consecuencia, el asunto no se ve nada bien.

Autor: Thomas Latschan (ERS/DZC)

DW recomienda