Nueva especie de ictiosaurio: revolucionario hallazgo | Ciencia y Ecología | DW | 05.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Nueva especie de ictiosaurio: revolucionario hallazgo

Tenía tres metros de largo, muchos dientes afilados y se veía como un delfín: en Alemania fue hallado el esqueleto de una especie de ictiosaurio que revoluciona la paleontología.

default

Modelo de Acamptonectes densus, en el Museo de Historia Natural de Brunswick.

Durante excavaciones para construir una autopista en Cremlingen, en el norte de Alemania, fue encontrado un esqueleto casi completo de un reptil marino de 130 millones de años de antigüedad. El hallazgo es calificado de espectacular por los científicos, ya que rebate la teoría de que los ictiosaurios desaparecieron a finales del Jurásico.

Durante mucho tiempo, la ciencia partió de que los ictiosaurios, grandes reptiles marinos con aspecto de pez y delfín, se extinguieron a finales del Jurásico, es decir, hace unos 150 millones de años.

El fin de una teoría

Los últimos descubrimientos de fósiles, incluidos éste en Alemania, demuestran, sin embargo, que los ictiosaurios vivían en los mares aún en el Cretácico Inferior, dice Ulrich Joger, director del Museo de Historia Natural de Brunswick, donde fue estudiado el esqueleto.

Braunschweiger Forscher entdecken neue Saurier-Art

Ulrich Joger, Edgar Sommer und Ralf Kosma (de izq. a dcha.), del Museo de Historia Natural de Brunswick, con los huesos del ictiosaurio.

“Se trata de un hallazgo espectacular, ya que pone en tela de juicio toda una teoría de extinción de especies y demuestra que no pudo haber sucedido una catástrofe que acabó súbitamente con los ictiosaurios, como se suponía”, agrega Joger.

Hasta ahora, el fin del Cretácico se había datado en forma bastante precisa. La ciencia partía de que coincidió con la caída de un meteorito donde ahora se hallan la Península de Yucatán y el Golfo de México. El impacto pudo haber provocado la extinción masiva de muchos grupos de seres vivientes, entre ellos los dinosaurios, según la teoría.

El hallazgo del esqueleto de ictiosaurio hace ahora que los investigadores tengan que rever esa interpretación de la desaparición de especies y buscar otra explicación.

Un nadador rígido

Desde el hallazgo, en mayo de 2005, paleontólogos del museo analizaron el esqueleto junto con científicos de Bélgica y Gran Bretaña. Los resultados han sido publicados en la revista especializada “PLoS ONE”.

La especie fue bautizada en el nombre científico Acamptonectes densus, lo que significa “nadador rígido”. Huesos de esta especie han sido encontrados hasta ahora, fuera de la región de Brunswick, solo en Speeton, Gran Bretaña. Los antepasados de estos animales vivieron en tierra, sus extremidades se transformaron en una especie de remos.

Dinosaurierart entdeckt Acamptonectes densus

Huesos del cráneo del Acamptonectes densus, en el Museo de Historia Natural de Brunswick.

El saurio descubierto debe su nombre a sus vértebras muy próximas entre sí. “No podía mover el cuello, pero seguramente atravesaba el agua como una flecha”, explica Joger.

Los investigadores lograron rescatar el 90 por ciento del esqueleto. Solo faltan partes de las aletas. En la espalda hallaron además un diente de tiburón. Seguramente el escualo mató al saurio.

Es la tercera nueva especie de saurio identificada por los investigadores de Brunswick. Un equipo del museo halló ya anteriormente en Níger dos tipos de dinosaurios desconocidos hasta entonces. Joger espera que no sean los últimos. “Mucho es casualidad. Hace un par de semanas hallamos otro ictiosaurio. Su análisis nos dirá si se trata de una nueva especie o no”.

Autor: Pablo Kummetz
Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda