1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Bajo gigantes: dinosaurios argentinos en Alemania

El Museo de Investigación Alexander Koenig de Bonn acoge una exposición sobre dinosaurios argentinos. Junto a gigantescas maquetas se encuentran también auténticos huevos y fósiles de verdad.

default

Maqueta del Piatnitzkysaurio, de unos cinco metros de largo.

Desde principios de diciembre de 2009, Katja Waskow guía a los visitantes del Museo de Investigación Alexander König hacia el mundo de los dinosaurios. Estudiante de Paleontología de la Universidad de Bonn, ella es experta en dinosaurios y los gigantes argentinos son parte de su trabajo fin de carrera. Con sus visitas guiadas en el museo, Katja busca contagiar a los visitantes con su entusiasmo por los dinosaurios.

“Este es el lugar perfecto para un paleontólogo. Aquí tenemos al Gigantosaurio, que es mucho más grande que su famoso amigo Tiranosaurio Rex. Su mandíbula mide 1,80 metros, así que, con ella, él podría deborar a cualquiera sin morderse la lengua. Es realmente el carnívoro más grande que se ha encontrado hasta ahora en el mundo”, afirmó Katja.

“Los esqueletos de verdad no pueden ser exhibidos porque son muy pesados y de mucho valor. Sin embargo, unos cuantos huesos auténticos si que hay y también algunas maquetas para que los visitantes se puedan hacer una idea de lo enormes que fueron estas criaturas, de que realmente existieron animales tan gigantestos. Es fascinante”, explica la estudiante de Paleontología.

Ausstellung Dinosaurier Museum König Flash-Galerie

El gigantesco argentinosaurio permanece en una carpa junto al museo.

Aprender con los dinosaurios

Sin duda, los visitantes comparten su entusiasmo. En especial, son los pequeños descubridores los que no salen de su asombro y a menudo permanecen minutos con los ojos brillantes contemplando a estos enormes esqueletos, que son unos cuantos de metros más altos que ellos. No es ninguna sorpresa que el pequeño Lukas de siete años sea ya un fan de los dinosaurios: “Me gustan porque eran los animales más peligrosos y grandes y porque devoraban tanta carne como hago yo”, explica el niño.

Ausstellung Dinosaurier Museum König Flash-Galerie

Los "gigantes argentinos" permanecerán en Bonn hasta junio de 2010.

Lukas no sólo sigue con atención las explicaciones de Katja, sino que también participa en el programa infantil del museo. Eso forma parte del trabajo de Uta Heidenreich, bióloga que, al igual que Katja, ha estudiado en la Universidad de Bonn. Uta invita a los niños a convertirse en arqueólogos y descubridores de huesos de dinosaurios. Con muchos elementos dinámicos, la pedagoga del museo trata de inculcar a los niños conciencia medioambiental. Por eso, considera que lo más importante de la exposición es el efecto educacional en los niños.

“El mundo de los dinosaurios es un buen punto de partida para que los niños empiecen a interesarse por la naturaleza y los animales, y lo que para mí es especialmente importante es hacer comprender a los pequeños que tenemos una naturaleza extraordinaria y que hay que protegerla y saber apreciarla”, dijo Uta.

Para todas las edades

Pero no sólo los más pequeños quedan fascinados con la exposición. Juan Barrientos ha viajado desde Núremberg con la única intención de ver a los gigantes argentinos. El dinosaurio más grande del mundo se encuentra en una carpa delante del museo porque, con sus 40 metros de altura, es demasiado grande para el pabellón.

“El Argentinosaurio ya no se puede ver en ninguna otra parte. Pero además de eso, también hay grandes saurios que no habíamos visto antes en ninguna otra exposición. Eso hace que ésta sea especialmente atractiva.”, dice Juan.

Ausstellung Dinosaurier Museum König Flash-Galerie

Además de maquetas, también se exponen huesos y huevos de dinosaurios auténticos

Desde la apertura de la exposición, a principios del pasado diciembre, ya han pasado por allí más de 35.000 visitantes. Todavía hasta junio de 2010, Katja, Uta y sus compañeros continuarán compartiendo su sabiduría y pasión por los dinosaurios con los visitantes. No es ningún problema que el visitante desconozca el mundo de los dinosaurios antes de visitar la exposición: con toda seguridad, al salir de ella se convertirá en fanático de estas criaturas.

“La exposición está destinada a todos los públicos: tanto a la gente que no tiene idea sobre dinosaurios, como a los que ya tienen conocimientos previos y quieren simplemente profundizar sobre el tema”, afirma Katja.

Autora: Nina Treude / Ana Sánchez Granado

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda