1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Miles marchan en respaldo al Gobierno de Rousseff

Movimientos sociales y sindicatos participaron en manifestaciones en favor de Rousseff, en apoyo a Lula da Silva y en contra de los intentos de destituir a la mandataria, calificados como "golpistas".

Brasilien Demo in Sao Paulo für Unterstützung von Dilma Rousseff

Manifestación en apoyo al Gobierno de Rousseff en Sao Paulo

Los movimientos sociales y las centrales obreras afines al Gobierno brasileño marcharon hoy (31.03.2016) nuevamente en las principales ciudades del país en una señal más de apoyo a la presidenta Dilma Rousseff, que está al borde de enfrentar un juicio político con fines de destitución.

En momentos en que el país atraviesa una cruenta crisis política que mantiene en jaque el Gobierno del Partido de los Trabajadores (PT), y cuando la popularidad de la mandataria lleva varios meses con ínfimos niveles históricos cercanos al 10 por ciento, millares de personas salieron a las calles al grito de "No habrá golpe", una alusión al proceso que busca destituir a la presidenta, que tramita en el Congreso.

Según medios locales, todos los 27 estados del país, en algunos incluso en varias ciudades, fueron escenario de actos multitudinarios que contaron en algunos casos con la presencia de destacadas personalidades del arte y la cultura del país.

"Defensa de la democracia"

La jornada en "Defensa de la democracia" se realizó dos días después de que el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), del vicepresidente Michel Temer y que era el mayor de la base oficialista, decidió dejar el Gobierno de Rousseff.

Las mayores concentraciones, convocadas principalmente por el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y la Central Única de los Trabajadores (CUT), se realizaron de manera pacífica en ciudades como Sao Paulo, Río de Janeiro y Brasilia, las que reunieron más militantes.

La Plaza de Se, el "punto cero" de Sao Paulo, congregó a su vez a unas 18.000 personas de acuerdo con la Policía, cifra tres veces menor a la divulgada por la CUT, que calculó la presencia de unos 60.000 simpatizantes del Gobierno.

El acto en la mayor ciudad brasileña, que contó con una programación artística y cultural, además de los discursos de líderes sindicales y de movimientos sociales, terminó con fuegos artificiales.

Brasilien Demo in Brasilia für Unterstützung von Dilma Rousseff

La jornada en "Defensa de la democracia", en Brasilia

En Río de Janeiro, el céntrico Largo da Carioca recibió unas 50.000 personas según los organizadores, pues la policía no acostumbra divulgar el número de asistentes a las protestas en esa ciudad, y el cantautor Chico Buarque, conocido militante de la izquierda brasileña, se pronunció a favor de la mandataria y su Gobierno.

“Eso se parece mucho al nazismo”

Por su parte, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo que la radicalización que se apoderó del país a raíz de la crisis política "se parece mucho al nazismo". "Es triste. Este país nunca tuvo ese lado fascista. ¿Estigmatizar a las personas por lo que piensan? Eso se parece mucho al nazismo", dijo la mandataria al comentar un episodio ocurrido en Porto Alegre, donde una pediatra se negó a continuar atendiendo a un bebé porque sus padres militan en el gobernante Partido de los Trabajadores (PT). "Primero se le pone una estrella en el pecho (y alguien) y se dice que es judío. Después se lo mete en un campo de concentración. Esa intolerancia es imposible, no puede ocurrir", añadió Rousseff.

FEW (EFE, dpa)



DW recomienda