Merkel busca reducir diferencias económicas de este y oeste | Europa al día | DW | 15.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Merkel busca reducir diferencias económicas de este y oeste

A día de hoy, muchos alemanes de la antigua RDA se sienten los grandes perdedores de la reunificación. Aunque el nivel de vida ha aumentado desde 1989, los "paisajes floridos" prometidos no llegaron.

Pocos días antes de que se produzca un encuentro este miércoles (18.04.2018) con los dirigentes de las regiones de la antigua Alemania del este, la canciller Angela Merkel avanzó en un video publicado hoy 815.04.2018) la puesta en marcha de un programa de apoyo económico que sirva para terminar con las diferencias que creó en su día el Muro de Berlín.

La mandataria señaló que, con estos fondos, el Gobierno central busca que las condiciones de vida de los "Länder" estructuralmente más débiles, en los que se registra una menor industrialización y mayores tasas de desempleo, se equiparen a las del resto del país.

 

Merkel recordó que, a día de hoy, el producto interno bruto (PIB) del este de Alemania per cápita asciende a solo el 73 por ciento del PIB del oeste y la recaudación fiscal de los territorios de la extinta República Democrática Alemana (RDA) también continúa siendo menor 28 años después de la reunificación del país. "Esto significa que debemos seguir preguntándonos cómo podemos equiparar las diferencias sistémicas y estructurales entre el este y el oeste en áreas como la investigación, el establecimiento de grandes empresas o en cuestiones como el desempleo estructural", indicó la política conservadora.

Gran problema: el desempleo

Merkel se reunirá este miércoles en Bad Schmiedeberg, una ciudad perteneciente a la región de Sajonia-Anhalt y situada a unos 125 kilómetros al sur de Berlín, con dirigentes de los estados federados del este de Alemania para abordar estrategias que sirvan para impulsar el crecimiento y la recuperación en una zona que no ha acabado de despegar.

A día de hoy, muchos alemanes de la antigua RDA se sienten los grandes perdedores de la reunificación.  Aunque el nivel de vida ha aumentado desde 1989 en los territorios que antes pertenecían al sector oriental, los "paisajes floridos" prometidos por el entonces canciller Helmut Kohl en la antigua RDA no llegaron y muchos de sus ciudadanos se sintieron pronto defraudados.

En ellos, el desempleo se ceba con la población, las pensiones son más bajas y los pueblos y ciudades se vacían de jóvenes que huyen al oeste en búsqueda de perspectivas de futuro. De ahí que en las pasadas elecciones generales del 24 de septiembre, el partido ultraderechista y de tintes xenófobos Alternativa para Alemania (AfD) lograse convertirse en la segunda fuerza política en el este del país, tras explotar durante la campaña electoral la idea de que los ciudadanos orientales de Alemania eran "los grandes olvidados".MS (dpa)

DW recomienda