1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Luz verde al plan de rescate de la banca

La ley pasó el trámite parlamentario con amplia mayoría y fue firmada por el presidente federal. Está dotada con 500.000 millones de euros para contrarrestar la crisis financiera.

default

El gobierno de Angela Merkel aprobará el lunes un decreto con detalles de aplicación de la ley.

La firma del presidente federal, Horst Köhler, ha culminado el proceso de aprobación de una ley tramitada en tiempo récord. En tan sólo cinco días, el gobierno de coalición alemán ha conseguido despachar el proyecto, superar las reticencias de los "länder" -Estados federados-, obtener el visto bueno de la Comisión de Presupuestos y, finalmente -en un viernes frenético- conseguir el respaldo de las dos cámaras parlamentarias, Bundestag y Bundesrat.

Lo nunca visto para un paquete de rescate dotado con un fondo de 500.000 millones de euros y que el gabinete encabezado por la canciller Angela Merkel quería que entrase en vigor antes de que el lunes vuelvan a abrir las bolsas. Dicho y hecho. La firma del presidente federal permitirá que la ley entre en vigor ya este mismo sábado. Eso sí, el gabinete alemán se reunirá de urgencia el próximo lunes a primera hora para despachar un decreto que recogerá diversos detalles respecto a la aplicación de la ley aprobada este viernes.

No habrá, de momento, límite a los sueldos

Blick auf die Abgeordneten im Deutschen Bundestag

El plan obtuvo una amplia mayoría en el trámite parlamentario.

Por ejemplo, quién gestionará el plan. De lo que ha trascendido hasta el momento, se sabe que una institución fiduciaria propia se encargará de administrar el fondo. Por su parte, una comisión de cinco miembros con representantes del gobierno federal y de los Estados federados supervisará la ejecución del plan. Según fuentes del gobierno, habrá un representante de la Cancillería, además un miembro de los ministerios de Economía, Justicia y Finanzas. Un representante de los "länder" completará la comisión.

En principio, y a la espera de la reunión del gobierno del próximo lunes, el decreto no incluirá detalles sobre el recorte de sueldos para los directivos de las entidades bancarias que se acojan al plan. El portavoz del Ministerio de Finanzas, Torsten Albig, explicó que dichos aspectos se tratarán de manera bilateral entre las entidades implicadas y la institución administradora del fondo. Sí que habrá un listado con diez condiciones de obligado cumplimiento para que los bancos que quieran beneficiarse del paquete puedan acceder a él.

Apoyo mayoritario, pero no unánime

Pese a la rapidez en la aprobación de la ley y el gran apoyo conseguido en su tramitación parlamentaria -476 votos a favor en el Bundestag, 99 en contra y una abstención, y unanimidad en la cámara de los Länder, el Bundesrat, con representación de los 16 Estados federados-, lo cierto es que el plan de rescate ha despertado fuertes críticas, especialmente por la celeridad con que ha sido tramitado.

Desde filas de Los Verdes y La Izquierda se cuestionó la falta de control del Parlamento en el manejo de los fondos. "Este paquete es un cheque en blanco de 500.000 millones de euros", afirmó la jefa del grupo parlamentario ecologista, Renate Künast.

Donde sí que ha habido unanimidad ha sido a la hora de juzgar la actuación del sector bancario. El más contundente fue el jefe del grupo parlamentario del Partido Socialdemócrata (SPD), Peter Struck. "Estos señores han hecho como si jugaran un gigantesco Monopoly", sentenció Struck.

Las líneas generales del plan

SYMBOLBILD FINANZKRISE Bundesregierung spannt Schutzschirm auf Deutschland stützt Bankensystem mit 500 Milliarden Euro

El paquete está dotado con 500.000 millones de euros.

Críticas y reticencias al margen, lo cierto es que el gigantesco paquete de rescate del sector bancario alemán ya es una realidad. El plan incluye garantías estatales para el mercado interbancario a través del denominado "Fondo de Estabilización Financiera", dotado con 400.000 millones de euros hasta el 31 de diciembre de 2009. Las garantías se ofrecerán para financiar créditos deudores a corto plazo de hasta 36 meses.

De esa suma, el gobierno alemán considera que el riesgo de desembolso real asciende a un 5 por ciento, es decir, 20.000 millones de euros que deberían salir de los presupuestos del Estado. A ello hay que añadir una línea de crédito de unos 70.000 millones de euros para apuntalar entidades bancarias en crisis y evitar adquisiciones de riesgo por parte de terceros. A esa suma se le podrán añadir, en caso de necesidad, otros 10.000 millones de euros.

Finalmente, los Estados federados participarán con el 35 por ciento en el rescate del sistema bancario, mientras que el gobierno federal asumirá el 65 por ciento restante. Los "Länder" pactaron un techo de desembolso de 7.700 millones de euros.

DW recomienda