1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Diga usted

Los usuarios opinan: Colombia y las FARC

Lea los comentarios de los usuarios acerca de la muerte de Tirofijo y el conflicto de las FARC. Escrïbanos usted también.

default

Son palabras sabias las de Gerhcke Sólo el diálogo puede solucionar el conflicto armado en Colombia. Sólo quienes lo hemos sufrido lo sabemos. El pueblo colombiano vive actualmente una desinformación mediática impulsada por el Gobierno de Uribe con el apoyo de Bush. En Colombia hay una guerra civil. Los paramilitares son el ala armada ilegal del Gobierno que se enfrenta a la guerrilla con el auspicio de las Fuerzas Armadas. Nuestro país vive inmerso en una especie de indiferencia por el 78% de la población sumida en la pobreza absoluta. Sólo el dialogo puede acabar con esta guerra. Karina se entregó sumida en una profunda depresión por la muerte de Tirofijo, pero no porque la guerrilla esté derrotada. Una nueva generación de guerrilla ha surgido. Esperemos que surja una nueva generación de políticos demócratas que también estén convencidos que un acuerdo social y político, dentro de una atmósfera de diálogo es lo que necesita nuestro país.
Juan Alberto, Colombia

¿Cuántas veces ha venido a Colombia el señor Gerhcke? Porque ciertamente una cosa es leer artículos de ONG inspirados en utopías y otra es vivir las cosas en esta tierra. 2 - Es cierto que el actual gobierno está implicado con grupos paramilitares, que Gerhcke llama "escuadrones de la muerte"; sin embargo los tribunales de justicia están llevando una investigación exhaustiva. 3 - ¿Cómo puede Gerhcke hablar de diálogo y de la necesidad de hablar con las FARC y a su vez deslegitima al actual gobierno? 4 - ¿Sabe Gerhcke la diferencia entre secuestrado y prisionero político? 5 - ¿Por qué tener que entregar nuestras instituciones y poblaciones enteras a merced de la guerrilla para sentarse a dialogar? 6 - El gobierno está dispuesto a entregar presos, los que quieran, pero a la guerrilla no le interesan los presos, le interesa quedarse con dos grandes municipios del país situados estratégicamente para mantener control, nada más; y esto, por más Ingrid Betancourt que haya es imposible. 7 - ¿Por qué Gerhcke no tiene en cuenta el intervencionismo de Venezuela y Ecuador? Claro es un crimen de lesa humanidad bombardear a unos criminales asesinos responsables seguramente de miles de muertes, pero muy discretos cuando se corrobora que nuestros queridos vecinos están patrocinando a nuestros enemigos para desestabilizarnos porque se les metió en la cabeza la idea bastarda de que Simón Bolívar era socialista. 8 - Personalmente no estoy de acuerdo con el gobierno de Colombia, preferiría otro; pero ello no quiere decir que nuestra salvación sea la izquierda y menos aún darle viabilidad política a la guerrilla. 9 - El señor Gerhcke está en Alemania disfrutando de todas las bondades de esa gran democracia, ¿con qué derecho alienta la desestabilización de la nuestra (porque con todo hemos logrado mantener nuestra democracia) favoreciendo a gentuza que sólo nos ha hecho daño? 10 - Gerhcke miente al decir que nuestra sociedad está dividida, unos a favor del gobierno y otros a favor de la guerrilla. Eso lo dice allá. Aquí, en cambio, decimos que "odiamos" a la guerrilla FARC y ELN con toda la fuerza de nuestros corazones y que lo menos que les deseamos diariamente cuando asaltan poblaciones, matan a inocentes campesinos, secuestran gente honrada para extorsionarlos, se entregan al narcotráfico..., lo menos que les deseamos es que sean borrados y olvidados hasta por el mismo Dios. 12 - Ojalá esto le aclare un poco la cabeza al señor Gerhcke a la hora de ayudarnos tanto y sentarse a dialogar.
Alfredo Morales Roa, Colombia

Considero que este señor no tiene fundamentos para decir que en Colombia se vive una guerra civil. Las FARC pelean solas y atacan al pueblo colombiano. El pueblo colombiano apoya a su presidente Uribe y exige no dar marcha atrás, ya hemos sacrificado mucho en esta guerra sin sentido de este grupo terrorista que no lucha por el pueblo; definitivamente. No tienen voluntad de hacer la paz, varios gobiernos se sentaron a negociar antes y no hubo acuerdo. ¿Entonces? ¿Qué quieren que nos dejemos seguir sacrificando? No a las pretensiones de las FARC. No tienen ningún derecho a exigir nada.
Isabel Bermúdez, Colombia

Marulanda murió de viejo, era el último superviviente de los cien años de soledad de un continente asediado por el caciquismo. Con él se ha ido el alma de Aureliano Buendía. Cuarenta años no fueron suficientes para acabar militarmente con un jefe guerrillero que se ha enfrentado con quince mil guerrilleros a un ejército de doscientos mil efectivos, consiguiendo mantener un cuarto del territorio de Colombia bajo su dominio. Con la muerte de Marulanda las FARC pierden su nexo principal con el pasado y con sus orígenes, por otra parte, durantes esos cuarenta años el mundo ha experimentando grandes cambios en el ámbito internacional, sobre todo con el fin de la Guerra Fría, y Latinoamérica en lugar de proponer revoluciones armadas, parece recuperar el espíritu del soñador de Bolívar marchando hacia su integración regional. Las FARC se han quedado, pues, sin pasado y sin horizonte político. Ahora toca la hora de la reconciliación, ojalá los colombianos la encuentren y sepan emprender un nuevo camino sin FARC ni parapolíticos. Europa debería apostar por el entendimiento y la superación de la anacrónica guerra que vive Colombia.
Javier Colomo Ugarte, España

DW recomienda