1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Oriente Próximo

“Los atentados seguirán multiplicándose”

Según Günter Meyer, coordinador del Centro de Investigación del Mundo Árabe, las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos e Israel volverán a mejorar cuando Trump ocupe la Casa Blanca.

Deutsche Welle: Señor Meyer, ¿qué está haciendo el ministro saliente de Exteriores de Estados Unidos, John Kerry, tratando con brusquedad a Israel poco antes del cambio presidencial?

Günter Meyer: Lo que John Kerry expuso es fundamentalmente el resumen final por lo que Obama y Kerry han abogado los últimos ocho años. Ellos exigen con claridad la solución de los dos Estados. Es el único camino hacia la paz. Es decir, tenemos que verlo como la prolongación de lo que se votó en la reciente resolución de las Naciones Unidas. El gobierno israelí del primer ministro Benjamin Netanyahu siempre ha apoyado en teoría dicha solución, pero la realidad es totalmente diferente. Israel nunca ha tenido un gobierno de derecha tan radical como el actual, que está básicamente conformado por extremistas y promotores de la política de asentamiento, y de manera sistemática evita la puesta en marcha de la solución de los dos Estados.

¿Ha sido un acto inteligente el hecho de que un ministro de Exteriores saliente, y a pocas semanas de que Donald Trump asuma el cargo, envíe una señal política de tal calibre al mundo?

Se trata de casi la última o, mejor dicho, la penúltima oportunidad, teniendo en cuenta el encuentro en París de ministros de Exteriores a mediados de enero para tratar el conflicto de Oriente Próximo, antes de que se produzca el cambio presidencial en EE. UU. el 20 de enero. Trump ha dejado bien claro desde el principio  que ve positiva la ampliación de asentamientos en las zonas ocupadas. Apreciaremos en Oriente Próximo un distanciamiento de la política que se ha llevado acabo hasta ahora por parte del gobierno de Obama. Además, el nuevo presidente electo incluso se ha mostrado dispuesto a trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén. De esta manera, Estados Unidos reconocería la ciudad de Jerusalén como capital de Israel.

¿El gobierno de Trump se centrará demasiado en Netanyahu y también en su bando político?

El catedrático Günter Meyer.

El catedrático Günter Meyer, experto en Oriente Próximo.

Sí, claramente. Se pone de manifiesto por el hecho de que el nuevo embajador estadounidense, David Friedmann, es uno de los más acérrimos defensores de la política de asentamientos.

¿Qué tan pacífica será la situación entre Israel, los palestinos y los países vecinos en 2017?

Se agudizarán con seguridad las tensiones políticas en Oriente Próximo. Si Estados Unidos reconoce Jerusalén como capital israelí y se sigue apoyando la política de asentamientos, aumentará considerablemente la resistencia dentro del mundo árabe y del mundo islamista contra Israel, pero también contra Estados Unidos.

Esto significa dar argumentos precisamente a los terroristas islamistas, quienes se sienten fortalecidos por la política que se espera de Trump. El peligro es enorme y, en consecuencia, los atentados internacionales justo en el mundo occidental también seguirán multiplicándose en 2017.

El catedrático Günter Meyer del Instituto Geográfico de la Universidad Johannes Gutenberg-Universidad de Maguncia es coordinador del Centro de Investigación del Mundo Árabe.

DW recomienda