1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

NRS-Import

Netanyahu critica el discurso de EE. UU.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, acapara la atención de los medios al condenar la visión “sesgada” de EE. UU. sobre la cuestión palestino-israelí y al convertirse en objeto de una investigación criminal.

El mundo vuelve la mirada hacia Jerusalén: este miércoles (28.12.2016), el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, acaparó la atención de los medios al criticar el pronunciamiento del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, sobre la cuestión palestino-israelí y al convertirse en objeto de una investigación criminal. Lo único que ha compensado las presiones ejercidas sobre el mandatario esta semana fue un mensaje de Twitter en el que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, le ofrecía su apoyo virtualmente.

El mandatario le atribuyó al Gobierno de Barack Obama una visión "sesgada” sobre el proceso para alcanzar la paz en el Cercano Oriente y, específicamente, sobre los asentamientos judíos en Cisjordania y Jerusalén Oriental como obstáculos para la negociación del cese de hostilidades. Casi al mismo tiempo, citando un reporte del canal 10 de la televisión israelí, la agencia de noticias Reuter aseguró que la Fiscalía general del país había ordenado la apertura de un expediente contra Netanyahu por dos causas distintas.

Reuters señala que una de esas causas está relacionada con presuntas irregularidades –un posible conflicto de intereses que involucra a un abogado de Netanyahu, según la prensa local– en la adquisición de submarinos alemanes. El primer ministro ya ha refutado ese cargo en el pasado. El fiscal general de Israel, Avihai Mandelblit, dijo que el otro caso en contra del mandatario no se había hecho público todavía. Consultada al respecto, una vocera del Ministerio de Justicia se negó a hacer comentarios.

El discurso sobre la paz en Oriente Medio pronunciado este 28 de diciembre por Kerry ha provocado de nuevo una dura reacción de Jerusalén, que lo tachó de "obsesionado” con las colonias judías en los territorios palestinos ocupados por Israel. "Tal como fue la resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU que Kerry promovió, su arenga se ha parcializado contra Israel”, sostuvo Netanyahu en un comunicado difundido por su oficina minutos después de finalizar la intervención televisada del secretario de Estado de Estados Unidos.

Los temores de Israel

"Durante cerca de una hora, ha hablado de forma obsesiva sobre los asentamientos y apenas ha tocado las raíces del conflicto: la oposición palestina a un Estado judío cualesquiera que sean sus fronteras”, agrega la nota. El primer ministro se refería a la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU, cuya aprobación, el pasado 23 de diciembre, sólo fue posible gracias a la primera abstención en décadas de Estados Unidos. Kerry defendió esa abstención, pero ésta es percibida por muchos israelíes como una "traición”.

Donald Trump, quien asume la jefatura del Gobierno estadounidense el 20 de enero, intervino en el debate advirtiendo que Israel estaba siendo tratado con mucho "desdén y falta de respeto”, y anticipando que su Ejecutivo se encargaría de corregir el curso de la actual política palestino-israelí de la Casa Blanca. Aunque Netanyahu le agradeció el gesto de respaldo en su página de Facebook –"Presidente electo Trump... ¡Gracias por tu cálida amistad y tu apoyo incondicional a Israel!”–, su Gobierno no ha ignorado la resolución de la ONU.

Hasta el 20 de enero, para evitar manifestaciones más enérgicas de la comunidad internacional, el primer ministro israelí ha dado instrucciones a sus ministros y diputados de que no se pronuncien sobre las colonias judías en los territorios ocupados ni insten a una expansión de los asentamientos. De hecho, este miércoles (28.12.216) fue suspendida por orden de Netanyahu una votación en la Alcaldía de Jerusalén sobre la construcción de 618 viviendas en zonas ocupadas de Jerusalén.

El temor de Netanyahu es que la próxima conferencia internacional sobre el Medio Oriente, convocada por Francia para mediados de enero, asuma como suyos los principios de Kerry para resolver el conflicto palestino-israelí, propiciando el diseño de un cronograma adverso a los intereses de Israel y endurecido con amenazas de sanciones. Por su parte, el líder palestino Mahmud Abás aseguró que continuaría colaborando estrechamente con Francia para garantizar el éxito de la conferencia internacional sobre Oriente Medio.

ERC ( EFE / dpa / Reuters )

DW recomienda