1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Internacional

Lo que debe saber acerca del pacto nuclear con Irán

El acuerdo para limitar el programa nuclear de Irán fue un logro histórico de la diplomacia, a fin de impedir a Teherán el paso hacia la fabricación de una bomba. Aquí explicamos lo que hay que saber.

El acuerdo nuclear con Irán, conocido como Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, según la abreviatura inglesa), fue sellado en julio de 2015 entre Irán y seis potencias internacionales, tras 20 meses de negociaciones.

Bajo el JCPOA, Irán, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, China, Rusia y Francia (conocidos como el grupo 5+1), aunados a la Unión Europea, acordaron levantar las sanciones relacionadas con el programa nuclear iraní, a cambio de que éste fuera desmantelado por Teherán.

Opinión: el Nobel de la Paz, una decisión correcta

Trasfondo: Justicia japonesa condena al Estado y a Tepco por Fukushima

Lea más: Putin dice no reconocer estatus nuclear de Corea del Norte

El JCPOA entró en vigor en octubre de 2015, y a él le siguió el llamado "implementation day" (16 de enero de 2016, día de la implementación), luego de que la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) verificara que el programa nuclear de Irán seguía fines pacíficos.

Esto condujo al levantamiento de las sanciones impuestas por Irán y por algunos países en relación con dicho programa, incluidas aquellas en los sectores financiero, comercial y energético. Como parte del acuerdo, miles de millones de dólares en fondos iraníes congelados fueron liberados.

Ubicación de instalaciones nucleares en Irán

Ubicación de instalaciones nucleares en Irán

Las sanciones pueden ser reactivadas si Irán viola los términos del acuerdo. La AIEA, que supervisa dicho cumplimiento, ha reportado en repetidas ocasiones que Irán está cumpliendo todos los puntos incluidos en el JCPOA.

El pacto permite a Irán llevar a cabo un programa nuclear pacífico con fines comerciales, médicos e industriales que se ajusten a los lineamientos internacionales de no proliferación de armamento nuclear.

Es importante precisar que el JCPOA se refiere estrictamente al programa nuclear de Irán. No aborda otros aspectos como el programa de misiles, el panorama de los derechos humanos, el apoyo al terrorismo internacional, o las presuntas actividades de "desestabilización" en Oriente Próximo.

Estados Unidos y la Unión Europea contemplan sanciones y restricciones comerciales relacionadas específicamente con estos aspectos puntuales. Una resolución concreta del Consejo de Seguridad de la ONU aborda el programa iraní de misiles balísticos. Cuando fue firmado el pacto, los servicios estadounidenses de inteligencia estimaban que a Irán le hubiera tomado tan solo tres meses para producir suficiente material fisil para fabricar una arma nuclear.

A partir del JCPOA, las potenciales vías para que Irán desarrollara armas nucleares quedaron bloqueadas.

La senda del uranio

Una de estas vías es la relacionada con la bomba de uranio. Irán tiene dos instalaciones para enriquecer uranio, en Natanz y Fordo.

Los términos del JCPOA no permiten enriquecer uranio en Fordo en un plazo de 15 años.

Durante una década, se permitirá en la fábrica de Natanz un total de 5.000 centrifugadoras nucleares, mientras que antes del acuerdo había 20.000. Las centrifugadoras permitidas son las más antiguas y las menos eficientes.

Irán también redujo sus reservas de uranio en 98 por ciento, para quedar en 300 kilogramos en un plazo de 15 años. Antes del pacto, Irán tenía suficiente uranio como para fabricar diez bombas nucleares. Con los 300 kilogramos permitidos no es posible fabricar ni una sola bomba.

Irán también se comprometió a mantener el enriquecimiento de uranio en un 3,67 por ciento, nivel mucho menor al nivel de 90 por ciento necesario para fabricar una bomba nuclear. El uranio bajamente enriquecido fue enviado a Rusia.

Planta nuclear de Buschehr en Irán

Planta nuclear de Buschehr en Irán

La senda del plutonio

La tercera vía hacia una bomba nuclear es a través del uso de plutonio con grado para armas en la central nuclear de agua pesada de Arak.

Bajo los términos del JCPOA, este reactor fue rediseñado para que no sea capaz de producir plutonio con grado para armas. Además, las llamadas barras de combustible gastado que pudieran haber sido usadas para desarrollar una bomba nuclear fueron transportadas fuera del país.

Por un plazo de 15 años, a Irán no se le permitirá construir otro reactor nuclear de agua pesada o acumular excedentes de agua pesada.

Cuidadosa supervisión

El JCPOA incluye un régimen muy robusto de supervisión, verificación e inspección a cargo de la AIEA. Este régimen permite a dicha agencia supervisar instalaciones nucleares, almacenes y cadenas de distribución.

Esto permite a inspectores identificar si Irán desarrolla armas nucleares de manera encubierta en sitios no declarados o en instalaciones militares.

Si la AIEA sospecha que se llevan a cabo actividades no permitidas, existe un protocolo adicional que otorga a los inspectores de la AIEA acceso a cualquier sitio, incluyendo instalaciones militares.

Esto obliga a Irán a permitir el paso a los inspectores a cualquier instalación en un plazo de 24 días, si una mayoría de los signatarios del pacto está de acuerdo.

Autor: Chase Winter (EL/VT)

DW recomienda