1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

La vida es juego

Construir catedrales, luchar con dragones o enfrentarse a la vida cotidiana de una cárcel son algunas de las propuestas que plantea este año “Spiel 07”, la mayor feria de juegos del mundo, que abrió sus puertas en Essen.

default

Seres de fábula y de carne y hueso se dan cita en la feria del juego ''Spiel 07''.

La frontera entre la realidad y la ficción se traspasa jugando por estos días en Essen. Sólo hay que aceptar la invitación que formulan los 758 expositores que acudieron a la feria “Spiel 07”, para presentar cientos de novedades. Entre ellas, llaman la atención esta vez los “juegos híbridos”, a los que se puede jugar paralelamente en un tablero y en la computadora. Tal es el caso del juego de naipes “The eye of Judgment”, en el que seres de fábula combaten entre sí. Mediante una consola y una cámara que reconoce las cartas en que se especifican los poderes de cada criatura se las puede hacer enfrentarse en la pantalla, con los correspondientes efectos de sonido.

Para grandes y chicos

Spiel 07 Internationale Spieltage in Essen Messe

En cada adulto se esconde un niño.

La técnica, sin embargo, no tiene el papel protagónico en este encuentro lúdico. Lo principal sigue siendo la disposición a dejarse seducir por la fantasía, cualquiera sea la edad que se tenga. Porque hay propuestas para todos los gustos.

El premio al mejor juego infantil se lo llevó en esta oportunidad el “Castillo Appenzell”, en el que los pequeños jugadores asumen el papel de ratoncitos en busca de sabrosos trozos de queso. El asunto no es tan simple, porque el campo de juego es movedizo y donde había por ejemplo un suelo de piedra, puede aparecer de pronto un foso.

También hubo un premio al mejor juego para adultos: “Los pilares de la tierra”. En este caso, los jugadores son arquitectos y constructores medievales que compiten por el contrato para construir fabulosas catedrales.

Rozando la realidad

Los organizadores de la feria destacan por su parte las tendencias especiales de esta edición, comenzando por la de los juegos familiares tridimensionales. Como muestra, dos botones: en “Skyline” se elevan rascacielos de plástico, mientras que en “Rotterdam” hay barcos de madera que surcan las aguas de ese puerto holandés.

Realidad y ficción se acercan también en el juego “Ohne Bewährung” (Sin derecho a libertad bajo fianza). Los jugadores adoptan allí el papel de reclusos que deben cumplir las tareas cotidianas de una cárcel, como acudir a la terapia ocupacional o hacer deportes. Lo particular de este caso es que el tablero de este juego es producido en la imprenta de una prisión alemana, en la que se lo puede adquirir por 29,5 euros.

DW recomienda