1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La Casa Blanca ultima un plan para cerrar la cárcel de Guantánamo

El portavoz Josh Earnest habla de "tomar un atajo" para evitar la oposición de los republicanos en el Congreso y no aclara si se devolvería la base a Cuba, como pide el gobierno de la isla.

El Gobierno estadounidense se encuentra en las "etapas finales" del trazado de un plan para presentar al Congreso estadounidense que cerraría "segura y responsablemente" la prisión militar de Guantánamo, en Cuba, dijo hoy el portavoz Josh Earnest. La Casa Blanca espera "tomar un atajo" para evitar la oposición de los republicanos en el Congreso, dijo. "Es un trabajo complicado, pero hicimos muchos progresos importantes", añadió.

"Es una prioridad del presidente", explicó Earnest. "Él cree que forma parte de nuestros claros intereses de seguridad nacional cerrar la prisión en la Bahía de Guantánamo". La iniciativa del presidente Barack Obama de cerrar la prisión fue bloqueada en varias oportunidades por miembros del Congreso.

Segundo intento

Tras asumir su cargo en enero de 2009, Obama ordenó el cierre de la cárcel donde han sido detenidos unos 800 sospechosos de terrorismo capturados en el exterior y detenidos por Estados Unidos desde 2002. El proceso se vio entorpecido por la falta de lugares para mandar a los presos, junto con las acciones del Congreso para bloquear la transferencia de sospechosos a cortes civiles estadounidenses o el traslado a prisiones en territorio norteamericano.

Cientos han sido liberados y entregados a sus gobiernos o terceros países. Hasta junio, 116 hombres se encontraban en el centro de detención. La controvertida base naval en la bahía de Guantánamo, en el extremo oriental de Cuba, está bajo control de Estados Unidos en virtud de un tratado de arrendamiento que data inicialmente de 1903. La Habana reclama la devolución del territorio, pero Washington se niega a ello apuntando al carácter perpetuo del arrendamiento, que Cuba no reconoce desde 1959.

LGC (dpa / Reuters)