1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La bandera cubana ondea en Washington

El ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, destacó al izar la enseña en la nueva embajada cubana la oportunidad histórica de "fundar" unas relaciones bilaterales "distintas a todo lo anterior".

"Nunca ha habido relaciones normales entre los Estados Unidos de América y Cuba pese a un siglo y medio de intensos y enriquecedores vínculos entre los pueblos", dijo Rodríguez hoy tras izar la bandera cubana en una embajada en Washington por primera vez desde 1961. "Cito la historia para afirmar que hoy se abre la oportunidad de empezar a trabajar para fundar unas relaciones bilaterales nuevas y distintas a todo lo anterior", agregó. "Para ello, el gobierno cubano compromete toda su voluntad". El jefe de la diplomacia cubana exigió asimismo en su discurso el fin del embargo y la devolución del territorio en el que está la base naval de Guantánamo.

Rodríguez, que se convirtió hoy en el primer canciller cubano en hacer una visita oficial a Washington tras la revolución de 1959 en la isla, reiteró que su país también está dispuesto a hacer frente a nuevos "desafíos" en la relación con Estados Unidos. "Persistir en objetivos obsoletos e injustos y sólo proponerse un mero cambio en los métodos para conseguirlos no hará legítimos ni ayudará al interés nacional de los Estados Unidos ni al de sus ciudadanos", dijo Rodríguez en dirección al gobierno de Washington. "Sin embargo, si así ocurriera, estaríamos dispuestos a aceptar ese desafío", agregó.

La legación que, desde hoy (20.07.2015) es la embajada de Cuba en Washington, era desde 1997 la Sección de Intereses de La Habana en Estados Unidos, que funcionaba oficialmente bajo protección suiza. Al histórico acto de reapertura de la embajada asistieron unos 500 invitados, así como una delegación de unas 30 personas llegadas desde la isla, entre ellas el cantautor Silvio Rodríguez. No faltaron las protestas contra el Gobierno de los hermanos Castro, como la protagonizada por un espontáneo que se arrojó pintura roja (en representación de "la sangre del pueblo cubano") y que fue inmediatamente detenido.

También la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana pasó a ser hoy formalmente la embajada norteamericana, según confirmó la propia legación en un comunicado. En la isla, sin embargo, no hubo hoy una ceremonia oficial de reapertura ni izado de bandera, a la espera de que el secretario de Estado estadounidense John Kerry vieja a la isla para tal efecto el próximo 14 de agosto.

LGC (dpa / EFE)