1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

La diplomacia europea aborda las "nuevas relaciones" con Cuba

El capítulo de derechos humanos en el marco del futuro acuerdo bilateral fue encargado al enviado especial Stavros Lambrindinis, dijo el ministro español de RR.EE., Manuel García-Margallo.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, destacó la "importancia" que la Unión Europea (UE) otorga al capítulo del respeto a los derechos humanos en el futuro acuerdo con Cuba.

Los ministros de RR.EE. de la Unión abordarán "a petición de España" las nuevas relaciones con Cuba y el proceso de paz en Colombia, explicó García-Margallo a su llegada a la reunión.

"Creo que hay un cierto interés" en esos dos asuntos, afirmó el ministro, que recordó que con la isla caribeña "se han desatascado las conversaciones con Estados Unidos. Se ha decidido la apertura de embajadas, y parece que hoy mismo se abrirá la de Cuba en Estados Unidos con la presencia del canciller cubano, Bruno Rodríguez".

El jefe de la diplomacia española reiteró el "interés" de España porque la situación de sendos países siga viva en los consejos de ministros de Asuntos Exteriores de la UE.

Sobre el acuerdo que la UE establecerá con Cuba, García-Margallo recordó que en la negociación entre Bruselas y La Habana "la gran novedad es que el capítulo de derechos humanos se ha encomendado al enviado especial Stavros Lambrinidis".

Agregó que el "que se haya separado de la negociación global demuestra la importancia que la UE da a los derechos humanos".

El titular español de Exteriores recordó que la decisión final sobre el acuerdo con Cuba se tomará por el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE y que "obviamente se tendrán en cuenta todos los aspectos de la negociación, con especial atención al tema de los derechos humanos".

Larga negociación

La UE y Cuba han celebrado ya cuatro rondas de negociaciones para alcanzar un acuerdo de diálogo político y de cooperación, de las que los comunitarios esperan avances suficientes como para cerrarlo a fines de 2015.

La Unión Europea decidió en 2014 entablar con Cuba negociaciones para llegar a un acuerdo de ese tipo que otorgue un primer marco bilateral a las relaciones entre ambas partes.

Desde 1996, los europeos aplican a Cuba la llamada "posición común", una política restrictiva que condiciona las relaciones con la isla a avances democráticos y en materia de derechos humanos.

A finales de junio Bruselas y La Habana celebraron su primera reunión del diálogo sobre los derechos humanos para identificar áreas de potencial cooperación entre ambos socios y se plantearon celebrar contactos de ese tipo una vez al año.

García-Margallo señaló que cuando se cierre el acuerdo con Cuba, "el consejo de Asuntos Exteriores tomará una decisión en la que se tendrán en cuenta todos los aspectos, con especial atención al de derechos humanos".

"La escisión del dossier en dos y encargarlo a una persona de mayor nivel administrativo, indica la importancia que la UE da a este capítulo", dijo el jefe de la diplomacia española.

EL(efe, Europa press)