1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

“Je suis Charlie”: amor por la libertad

La tragedia de los asesinatos de los dibujantes de la revista satírica “Charlie Hebdo” a manos de yihadistas, en enero de 2015, pasa a la pantalla grande. Un homenaje a los dibujantes y un canto a la libertad.

Afiche con los ojos del dibujante Stéphane Charbonier.

Afiche con los ojos del dibujante Stéphane Charbonier.

“Cuando ingresé el código en la puerta para entrar a la redacción sentí la Kalashnikov en la espalda. Pensé en mi hija y sentí desesperación”, cuenta Corinne Rey entre lágrimas en un avance del film documental “Je suis Charlie”. La dibujante sobrevivió el atentado a la revista satírica francesa Charlie Hebdo, el 7 de enero de 2015. Dos yihadistas atacaron el edificio de la redacción y mataron a 12 personas, entre ellos, al redactor jefe, Stéphane Charbonnier, a quienes todos llamaban "Charb".

A poco menos de un año del ataque, en Francia se proyecta ya en los cines el documental "L'Humour a mort" (El humor ha muerto). En Alemania, esta película, dirigida por Daniel y Emmanuel Leconte –padre e hijo- se estrenará bajo el título de “Je suis Charlie”. Los directores lograron conversar con sobrevivientes del atentado sobre sus recuerdos de esos trágicos momentos gracias a la estrecha relación de Daniel Leconte con Charlie Hebdo. Ya en su film anterior, “C'est dur d'être aimé par des cons" (2007, “Es duro ser amado por idiotas”), Leconte trató el tema de un juicio contra la revista, que había reproducido las polémicas caricaturas de Mahoma que publicó el periódico danés Jyllands Posten, y que, finalmente, ganó.

Daniel y Emmanuel Leconte, directores de El humor ha muerto.

Daniel y Emmanuel Leconte, directores de "El humor ha muerto".

Leconte era amigo de Charb y del legendario dibujante francés Jean Cabut, o "Cabu". Su nuevo filme también es una declaración personal de solidaridad con las víctimas del atentado y con sus seres queridos. “Para mí, Charlie Hebdo representa nuestros valores republicanos: la libertad de opinión, la libertad artística y el derecho de reírse con una caricatura. Justamente en esta sociedad en la que a diario se defiende el derecho a no ser ofendido. Hay muchas posibilidades de defenderse: a través de la prensa, de la Justicia, pero no se puede simplemente matar gente. Eso es un retroceso hacia el pasado”, dice Leconte.

“Queremos poner las cosas en su lugar”

El filme también quiso rehabilitar a la revista satírica, aclarar malentendidos sobre el trabajo de los dibujantes, explica el hijo de Daniel Leconte, Emmanuel: “Fue muy triste ver cómo se caracterizó a Charlie Hebdo como una publicación racista e islamófoba. Por un lado, intelectuales, periodistas y los medios franceses los dejaron solos, y, por el otro, los terroristas querían matarlos. Estaban atrapados entre dos frentes, y luego pasó eso.”

Emmanuel Leconte recuerda que las declaraciones de solidaridad luego del ataque terrorista les pareció hipócrita a muchos de los sobrevivientes. “De pronto, todos se interesaban por Charlie Hebdo y decían que siempre habían sido amigos. Pero sabían muy bien quién se había distanciado de ellos antes. La película que rodó mi padre en 2007 fue uno de los pocos trabajos periodísticos que representaban con respeto y honestidad aquello por lo que lucha Charlie Hebdo. Entonces se acordaron de eso y seguramente pensaron que si alguien los podría retratar verdaderamente como eran, solo podíamos ser nosotros dos”.

Manifestación luego de los atentados contra Charlie Hebdo.

Manifestación luego de los atentados contra Charlie Hebdo.

No solo los sobrevivientes aparecen en la película “Je suis Charlie”, sino también políticos, escritores, filósofos y periodistas que hablan sobre sus puntos de vista personales y sobre la libertad de opinión y religión. Además, el material de años anteriores al ataque documenta la labor diaria en la redacción de Charlie Hebdo. El filme reconstruye tanto el atentado como las manifestaciones masivas en los días siguientes. El 11 de enero, solo en Francia salieron cerca de cuatro millones de personas a las calles.

“La película es nuestra forma de eternizar el espíritu del 11 de enero, esa ola de amor y apoyo que fue tan importante para nosotros”, subraya Emmanuel Leconte. Este filme es importante, sobre todo en tiempos en los que la extrema derecha sigue ganando adeptos aduciendo que defiende los valores de la República, añade su padre, Daniel. El estreno internacional tuvo lugar en septiembre de 2015 en el Festival Cinematográfico de Toronto. En Alemania se lo podrá ver a partir del 7 de enero de 2016.

DW recomienda