1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Pakistán vuelve a protestar contra "Charlie Hebdo"

Incluso miembros de la minoría cristiana paquistaní se manifestaron en contra de las caricaturas de Mahoma, por considerar que amenazan la armonía religiosa y la paz.

Miles de personas salieron hoy (18.01.2015) a las calles en Pakistán para protestar contra la última caricatura de Mahoma publicada por la revista satírica francesa Charlie Hebdo. Hubo manifestaciones en Karachi, Lahore, Multan y Peshawar, entre otras ciudades. Según la policía, las marchas fueron pacíficas. En Lahore, el clérigo fundamentalista Hafiz Mohammed Saeed llamó a boicotear productos franceses y a cortar las relaciones diplomáticas con Francia. Algunos manifestantes quemaron la bandera francesa y solicitaron que se prohiba la revista satírica.

La protesta se añade a las que vienen teniendo lugar durante los últimos días en el mundo musulmán. Varios países de mayoría musulmana reaccionaron con ira al último número del semanario, en cuya portada se ve a Mahoma entristecido y derramando una lágrima mientras muestra el lema "Je suis Charlie" (Yo soy Charlie), bajo el titular "Todo está perdonado".

El pasado viernes, al menos tres personas, entre ellas un fotógrafo, resultaron heridas de bala el viernes en enfrentamientos con la Policía y el Ejército de Pakistán. En Níger se han contabilizado 10 víctimas en los últimos días, en lo que ha desembocado a ser una protesta antifrancesa y anticristiana.

También protestan los cristianos

Precisamente, membros de la minoría cristiana paquistaní se han manifestado también hoy en contra de las caricaturas de Charlie Hebdo en la ciudad de Peshawar, en el noroeste del país. Las consignas de los manifestantes reclamaban que sus autores sean llevados ante la justicia, informaron medios locales, porque consideran que las caricaturas de Mahoma amenazan la armonía religiosa y la paz mundial. Por ello, pidieron a la comunidad mundial tomar medidas, con el fin de detener expresiones de ese tipo.

Según el diario paquistaní Dawn, varios grupos de manifestantes partieron desde diversas iglesias, entre ellas la Basílica de Todos los Santos - que sufrió en 2013 un atentado islamista en el que murieron más de un centenar de personas - y marcharon hasta el Club de Prensa de Peshawar. El Parlamento paquistaní advirtió el jueves de que las caricaturas "son intentos deliberados de incitar a la violencia", mientras que el primer ministro, Nawaz Sharif, pidió a la comunidad internacional que evite "la publicación de material provocativo".

MS (dpa/efe)