″Italia, sin credibilidad″ | La prensa opina | DW | 10.06.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

"Italia, sin credibilidad"

La liberación del ex terrorista italiano Césare Battisti es una afrenta para las víctimas y deja a Italia en ridículo, opinan editorialistas. La prensa también se refiere al futuro de Libia después de Gaddafi.

Cesare Battisti, ex terrorista italiano, liberado en Brasil.

Cesare Battisti, ex terrorista italiano, liberado en Brasil.


“Falta de credibilidad de Italia en el mundo”

La Stampa, de Turín: “La liberación del ex guerrillero Cesare Battisti es el último acto de un drama que finaliza con la derrota total de Italia. Ninguna instancia italiana pudo, ni en Francia ni ahora en Brasil, cambiar esa suerte. Battisti es libre y nuestro país –más allá de la justificada amargura de las víctimas del ex terrorista- se ha vuelto a poner en ridículo. El presidente italiano, Giorgio Napolitano, tiene razón cuando dice que se ha dañado el prestigio de Italia. Pero los culpables están entre nosotros; todos somos culpables. Y, sin embargo, el caso Battisti muestra a las claras la carencia total de credibilidad de Italia en el contexto internacional.”

“Una afrenta para los familiares de las víctimas

Le Courrier Picard, de Amiens: “Cesare Battisti tuvo un rol importante durante los ‘años de plomo' (1960-1970) y participó de una historia criminal, la historia de grupos terroristas que, en nombre de una utopía, sembraron el terror y asesinaron a los presuntos ‘enemigos' del pueblo. Claro que Battisti siempre juró que era inocente y rompió con su pasado militante. Sin embargo, las familias de las víctimas seguramente interpretan que su liberación es una afrenta, e Italia sólo puede sentir ira y humillación, tanto en el ala política de izquierda como en la de derecha. A pesar del veredicto dictado en 1993 por Italia en ausencia de Battisti, el juicio no se llevó a su fin, y el ex guerrillero aún no ha saldado su culpa ante la sociedad.”

"La era Gaddafi llega a su fin"

Salzburger Nachrichten, de Salzburgo: “Todo indica que el fin del tirano de Trípoli se acerca cada vez más. Cada vez más ministros, generales y figuras fieles al régimen se distancian de Gaddafi. Su ejército, fuertemente diezmado, está desmoralizado. Por eso, es importante que los ministros de Defensa de la OTAN reflexionen sobre un futuro sin Gaddafi. En concreto, sobre cómo asegurar la paz y promover la reconciliación nacional y la reconstrucción de Libia, aspectos con los que Europa, EE. UU., las Naciones Unidas y la Unión Africana están llamadas a cooperar. Se trata de lograr, en una tarea conjunta con el gobierno opositor, que una Libia democrática surja de sus cenizas.”

“Presión militar y luego reconstrucción”

Aftenposten, de Oslo: “Todos discuten sobre qué es lo se debería hacer cuando haya finalizado la misión militar en Libia y Muammar al Gaddafi ya no sea dirija a ese país. Nadie sabe cuándo, pero es seguro que el fin del régimen está por llegar. (…) Después de 40 años, Libia apenas cuenta con alguna institución en la que pueda apoyarse para su reconstrucción, y es aquí donde la Organización para la Unidad Africana (OAU) podría cumplir un papel clave. (…) Hay fuertes indicios de que la OAU sería capaz de ejercer una presión mayor sobre Gaddafi, además de estar dispuesta a colaborar en la reconstrucción y el desarrollo de la sociedad. Pero, en primer lugar y para que eso sea posible, debe seguir manteniendo la presión militar sobre el dictador.”

“Riesgo de partición en Libia”

El País, de Madrid: “La guerra civil de Libia sigue estancada, con escasos avances sobre el terreno por ninguna de las dos partes. Además del alto coste en vidas humanas, la Alianza Atlántica y los países que participan en la operación no desean el enquistamiento de la situación. Cuanto más se prolongue en el tiempo, mayor sería el riesgo de que se pueda producir una partición de Libia, que dejaría el oeste en manos de Gadafi y el resto del país en las de los rebeldes. Por otra parte, los aliados no pueden descartar un incremento en la oposición al conflicto entre sus opiniones públicas. Si no se ha producido hasta ahora ha sido, entre otras razones, porque no se han producido bajas entre las fuerzas internacionales que participan en la guerra. Al igual que el resto de los aliados, también el Gobierno español se dispone a prolongar la misión. (…) Ante el Gobierno español parece dibujarse (…) la disyuntiva de incrementar el compromiso militar o bien limitar el protagonismo político.”

CP/dpa
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda