Irak alista defensa de Bagdad ante posible ataque yihadista | El Mundo | DW | 13.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irak alista defensa de Bagdad ante posible ataque yihadista

Jefes tribales llaman a la población a tomar las armas para hacer frente a los islamistas. ONU acusa ejecuciones sumarias en distintas localidades.

Con el establecimiento de varios puestos de control dentro y fuera de la provincia de Bagdad, el gobierno de Irak espera poder detener y contrarrestar los avances que en las últimas jornadas han registrado los milicianos del Ejército Islámico de Irak y Siria (EIIS), que en alguna parte en el eje norte de la capital iraquí se encontrarían a menos de 60 kilómetros. Los rebeldes ya han anunciado que su objetivo es tomar la principal ciudad del país.

El anuncio, realizado este viernes (13.06.2014) por un portavoz del Ministerio del Interior a la agencia de noticias EFE, pretender ser una “respuesta a los rumores lanzados por los grupos terroristas de que los combates estallaron también en las afueras de Bagdad”. Los radicales han advertido al gobierno que se prepare, porque la meta de la ofensiva militar es precisamente tomar la capital, donde dicen tener “deudas que saldar” con las autoridades.

El jefe tribal de Al Anbar, Mohamed al Biyari, dijo que los revolucionarios tienen un plan para invadir la capital desde distintos frentes, en el que se incluye a los insurgentes que están desde hace tiempo en las afueras de la ciudad, con los que esperan encontrarse en la medida que los avances sobre el terreno así lo permitan. Al Biyari afirmó que EIIS ya controla la ciudad de Al Duyail ubicada a 60 kilómetros de Bagdad.

ONU acusa crímenes

Por su parte, el clérigo chiita Ali al Sistani llamó a los ciudadanos a tomar las armas y combatir a los islamistas radicales. “Los ciudadanos que puedan llevar armas y luchar contra los terroristas en defensa de su pueblo y su país son requeridos como voluntarios a unirse a las fuerzas de seguridad”, dijo el portavoz de Al Sistani, Abdel-Mahdi al Karbalani. Otros líderes religiosos han instado a la población a colaborar con el gobierno en este combate contra el extremismo.

En las últimas horas, se habrían registrado progresos de las fuerzas radicales en las provincias de Kirkuk y Diyala. En este último lugar, las ciudades de Yalula y Saadiya habrían caído en manos de EIIS, aunque otras fuentes aseguran que ambas localidades son controladas por soldados kurdos peshmerga, quienes tomaron la responsabilidad de proteger a la población luego de que las tropas del gobierno huyeran, dejando atrás armas y transportes.

La ONU aseguró que los combates y las ejecuciones sumarias perpetradas por los islamistas han dejado cientos de muertos en Mosul. El portavoz de derechos humanos de Naciones Unidas, Rupert Colville, afirmó que “la cantidad total de muertes civiles no se conoce aún, pero los informes recibidos por la misión de la ONU en Irak hasta el momento sugieren que el número de fallecidos en los últimos días llegaría a cientos y la cifra de heridos a 1.000”.

DZC (dpa, Reuters, Europa Press)

DW recomienda