Obama: “No vamos a enviar tropas a Irak” | El Mundo | DW | 13.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama: “No vamos a enviar tropas a Irak”

El presidente de Estados Unidos dijo que su país podría entregar más apoyo a las fuerzas iraquíes, pero dijo que no harían el trabajo por ellos.

Tras reunirse con su equipo de seguridad y analistas de situación internacionales, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, compareció este viernes (13.06.2014) ante la prensa para comentar sus impresiones sobre la reciente oleada de conquistas del grupo terrorista Ejército Islámico de Irak y Siria en territorio iraquí, donde en los últimos días ha obtenido el control de diversas ciudades, entre ellas Mosul y Tikrit.

Obama afirmó que todo indica que “las fuerzas de seguridad de Irak se han mostrado incapaces de defender varias ciudades” del país. Recordó que las tropas estadounidenses que estuvieron desplegadas en el país hasta fines de 2011 entregaron entrenamiento, equipamiento y soporte técnico a las fuerzas armadas iraquíes. “Sin embargo, ahora Irak necesita apoyo adicional. Pero no vamos a enviar tropas a Irak”, confirmó Obama.

Ahora se tomará algunos días para analizar con sus expertos de qué forma puede Estados Unidos ayudar al gobierno del primer ministro Nuri al Maliki. Sin embargo, no es una cosa de solo querer. Las autoridades iraquíes deben estar de acuerdo. “El gobierno de Irak, que antes se mostraba renuente a aceptar nuestra colaboración, ahora ha reconocido que podría ser útil. En Siria, donde el presidente Assad no tiene ningún interés en vernos involucrados, obviamente esto no será posible”, dijo Obama.

Problemas de moral en las tropas

Esto, pues el grupo terrorista EIIS tiene algunas de sus principales bases en Siria, donde combate contra las fuerzas de Al Assad, pero también contra las fuerzas rebeldes, de las que se ha distanciado precisamente debido a las prácticas extremas que ha mostrado los radicales islamistas. Por lo mismo, Obama descarta una acción a nivel regional incluso a nivel político, debido a la situación específica, tan convulsa, de Oriente Medio.

Pese a ello, el presidente estadounidense dijo que su país haría esfuerzos diplomáticos en la región, pero insistió en que los líderes iraquíes tienen que asegurar unidad y mostrar un compromiso para construir un país en conjunto, a pesar de las diferencias sectarias que distancian a muchos grupos dentro del estado, si desean que una intervención estadounidense de cualquier tipo tenga alguna posibilidad de éxito.

“Cualquier acción que tomemos para apoyar a Irak tiene que contar con su respaldo. No haremos esto en lugar de ellos”, apuntó Obama, quien agregó que monitorearía la situación iraquí con especial atención y recordó que EE.UU. ha invertido “una gran cantidad de dinero y ha entrenado a las fuerzas de seguridad” de ese país precisamente para evitar lo que ha sucedido con los avances de ISIS. Atribuyó parte de este fracaso a “problemas de moral y compromiso” de las tropas y dijo que si las tropas del Ejército Islámico de Irak y Siria (EIIS) llegan a tomar las mayores refinerías de petróleo, la situación se tornaría preocupante, aunque hasta ahora eso no ha ocurrido.

DZC