Insectos a la carta | Secciones | DW | 22.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Secciones

Insectos a la carta

Un reciente informe de la FAO califica a los insectos de fuente de alimento nutritivo y saludable y anima a su consumo para combatir el hambre y la obesidad a nivel mundial y proteger el ambiente.

¿Conoce el chiste de la mosca en la sopa?: - Camarero, camarero, hay una mosca muerta en mi sopa. - Si señor, la verdad es que nadan bastante mal. En un futuro no muy lejano, este chiste podría convertirse en una escena de la vida cotidiana. Según un informe de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), comer insectos podría ser una solución al hambre en el mundo.

En el informe se destaca que muchas especies de insectos contienen tantas proteínas y minerales como la carne y el pescado. Además, su producción es barata. En efecto, la idea no es tan absurda como pudiera parecer. Estos animalitos forman parte de la dieta tradicional de al menos 2.000 millones de personas en todo el mundo, principalmente en África y Asia.

El 18 por ciento de los insectos que se consumen a nivel mundial son orugas.

El 18 por ciento de los insectos que se consumen a nivel mundial son orugas.

También en algunos países de América Latina se consumen insectos. En México, por ejemplo, los chapulines o saltamontes se tuestan en un comal (tipo de sartén) con sal, limón, chile y cebolla. Desde la época prehispánica, esta pequeña especialidad deleita el paladar del mexicano y ha pasado a ser un símbolo de su identidad.

Los escarabajos, las orugas, las abejas y las hormigas son los insectos más consumidos a nivel mundial. Su alto valor nutritivo podría contribuir a combatir la obesidad, una enfermedad que afecta a más de 500 millones de personas, sobre todo, en las sociedades occidentales. No obstante, primero se tendría que derrumbar la barrera psicológica que obstaculiza la ingestión de insectos en muchos países de Occidente.

La FAO advierte que, en 2030, el mundo tendrá que alimentar a más de 9.000 millones de personas, más los animales de cría, y descarta que la expansión de la superficie dedicada a la agricultura sea una opción ecológica y sustentable. A esto se suma la sobreexplotación de los mares, el cambio climático y la escasez de agua.

¿Se le antoja una abeja?

¿Se le antoja una abeja?

Y, por si fuera poco, los insectos son de fácil crianza, no requieren mucho espacio y emiten muchos menos gases de efecto invernadero que la ganadería tradicional, siendo también una buena alternativa económica para los pequeños productores. Las ventajas del consumo de insectos parecen prevalecer. Entonces, ¿qué esperamos?

¿Se podría usted imaginar una dieta basada en insectos? ¿Qué tipo de insecto le gustaría probar? ¿Conoce algunas recetas tradicionales de su país que incluyan insectos? ¿Los insectos son una alternativa realista a la dieta occidental? ¿Cuáles son las desventajas de la cría de insectos? Su opinión sobre el tema nos interesa. Escríbanos contándonos sus experiencias al respecto a feedback.spanish@dw.de.

DW recomienda