1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Hungría amenaza con devolver refugiados a Serbia

Cientos de refugiados se negaron a ser trasladados a un centro de registro en Bicske, Hungría, después de que la policía impidiera que continúen su viaje de Budapest hacia Austria y Alemania.

Niño en busca de asilo en la Estación Central de Budapest.

Niño en busca de asilo en la Estación Central de Budapest.

Unos 500 refugiados, que habían salido horas antes de la capital húngara, se negaron a bajar del tren y rechazaron cualquier asistencia y comida, al tiempo que exigían seguir con su viaje a Austria. El tren había partido al mediodía hacia la ciudad húngara de Sopron, en la frontera con Austria. Según la agencia de noticias húngara MTI, la policía paró el tren en Bicske, a 37 kilómetros de Budapest. Policías, traductores y 20 autobuses aguardaban allí para llevar a los refugiados al centro de acogida de Bicske.

La policía dijo que se trató de una medida para controlar los documentos de los refugiados, lo que que no había sido posible realizar en medio del caos en la estación Este de Budapest. Los refugiados que permitieron en Bicske el control voluntario de sus datos personales fueron trasladados a un centro de acogida. Aquellos que se negaron a un control, serán deportados al país por el que ingresaron, dijo el jefe adjunto de la Oficina de Inmigración húngaro, Attila Kiss. En la mayoría de los casos es Serbia.

Durante días, miles de refugiados estuvieron esperando en los alrededores de la estación la oportunidad de tomar un tren para continuar su viaje hacia el oeste, la mayoría hacia Alemania.

Merkel rechaza comentarios de Orban

En tanto, la canciller alemana, Angela Merkel, rechazó los comentarios que hizo el primer ministro húngaro, Viktor Orban, quien aseguró que la actual crisis es un "problema alemán".

"Alemania hace lo que es requerido moral y legalmente. Ni más ni menos", afirmó Merkel durante una visita a Suiza. Previamente Orban había apuntado que los refugiados no quieren quedarse en países como Hungría, Polonia o Estonia. "Todos quieren viajar a Alemania", aseguró el político húngaro durante una visita a las instituciones europeas en Bruselas.

Alemania, Francia e Italia piden reforma

Se trata de un "problema que nos afecta a todos en Europa", dijo Merkel, agregando que el presidente francés, François Hollande, también coincide con esa opinión. Alemania, Francia e Italia firmaron una declaración conjunta en la que piden reformar el actual sistema europeo de asilo.

El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, su homólogo francés, Laurent Fabius, y el italiano Paolo Gentiloni piden una "mayor solidaridad" y una "distribución equitativa" de los refugiados entre los países de la Unión Europea (UE).

JOV (dpa, n-tv)