Hollande, ¿el fin del pacto fiscal europeo? | Europa | DW | 16.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Hollande, ¿el fin del pacto fiscal europeo?

François Hollande, el candidato socialista a la presidencia de Francia, adelanta a Sarkozy en las encuestas. Si ganase las elecciones, amenazaría el consenso europeo sobre el pacto fiscal que propone Merkel.

Francois Hollande, French Socialist Party (PS) candidate for the 2012 presidential elections, delivers a speech during his first major election rally, in Le Bourget, near Paris, France, 22 January 2012. Around 10,000 Socialist Party activists were gathering in a conference centre in Le Bourget, north of Paris, to hear the parliamentarian and former party leader explain why he wants to become the first Socialist head of state in 17 years. EPA/FRED DUFOUR / POOL +++(c) dpa - Bildfunk+++

Francois Hollande Kandidat Präsidentschaftswahl

Angela Merkel ha expresado públicamente su respaldo a las intenciones de reelección del actual presidente francés, Nicolás Sarkozy. "Apoyo al señor Sarkozy, en todos los sentidos, pues pertenecemos a partidos políticos aliados", dijo en París. Y aunque precisó que no apoyaba a su homólogo francés en calidad de jefa de Estado, sino como líder de los democristianos alemanes, la mujer fuerte de Berlín ha sido ampliamente criticada por los políticos de oposición y la prensa alemana.

La jugada de Merkel, además, entraña grandes riesgos políticos, advierten sus críticos: la aprobación de Sarkozy en los sondeos de opinión es pobre. El presidente francés se ubica actualmente rezagado, con varios puntos porcentuales por debajo de su principal rival, el candidato socialista François Hollande.

¿Efecto boomerang?

Ante la crisis del euro, Sarkozy y Merkel han conformado el estrátegico y no siempre aplaudido dúo Merkozy.

Ante la crisis del euro, Sarkozy y Merkel han conformado el estrátegico y no siempre aplaudido dúo "Merkozy".

La canciller alemana "hizo esto en nombre de Europa, lo cual está muy bien pero es, por supuesto, un poco riesgoso, pues todos sabemos que el candidato de la oposición lidera las encuestas en estos momentos y pudiera convertirse en el próximo presidente francés este 7 de mayo", advierte Jacques-Pierre Gougeon, experto en relaciones franco-alemanas y director de investigación del Institut de Relations Internationales et Stratégiques (IRIS).

Otros analistas aseguran que la apuesta de Merkel podría incluso volverse contra Sarkozy e impulsar aún más a los socialistas en Francia. Entretanto, Hollande restó importancia a la intervención de la canciller con un toque de sarcasmo galo: "Si la señora Merkel quiere hacer campaña por el señor Sarkozy, está en su derecho. Pero es una ardua tarea la que se ha impuesto a sí misma, pues no es fácil convencer a los franceses", declaró.

"La relación tan estrecha entre Merkel y Sarkozy no es bien vista en Francia. Si Hollande llega a asumir el cargo, es casi seguro que se producirá una reacción", dijo a DW Gordon Repinski, corresponsal parlamentario del diario berlinés Tageszeitung. "Merkel estaría confrontada con una situación muy distinta, en la que la cooperación franco-alemana no funcionará con la misma fluidez que ahora", agregó Repinski.

Hollande: Mi enemigo es el mundo financiero.

Hollande: "Mi enemigo es el mundo financiero".

Ideologías divergentes

Además, la visión económica de Hollande podría enfrentar a Francia con la corriente dominante en estos momentos en el resto de Europa, impulsada por Alemania. Como solución a la crisis, Berlín ha estado instando al resto de de la eurozona a recortar gastos y reducir déficits fiscales: la austeridad está a la orden del día.

Hollande, sin embargo, clama por aumentar el gasto estatal en unos 20.000 millones de euros hasta 2017, crear empleos para unos 60.000 maestros y unos 150.000 puestos subsidiados para jóvenes. Y tales políticas serían financiadas, por ejemplo, con más altos impuestos para los ricos y los bancos.

"Mi enemigo es el mundo financiero" ha dicho Hollande, en especial referencia a los especuladores. Y su postura parece ganarle simpatías en el electorado francés. “Hollande quiere reducir el déficit y balancear las cuentas”, dice el analista Jacques-Pierre Gougeon. “Pero no debe ser visto como el candidato que sencillamente quiere vaciar las arcas y aumentar los gastos. Esa no es su propuesta”, opina.

¿Quién es Hollande?

Frankreich: Parteitag der Sozialisten - Segolene Royal

La exesposa de Hollande, Ségolène Royal, perdió ante Sarkozy en 2007.

François Hollande tiene 57 años y es considerado un maestro de la política tras bastidores. Con unos 30 años de experiencia en el Partido Socialista (PS), sólo llegó a la candidatura luego de que el exdirector gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, se viera imposibilitado de participar en la contienda tras un escándalo sexual en Nueva York.

Hollande es considerado un moderado, para algunos “sin brillo” comparado con el más ostentoso Sarkozy y su glamourosa esposa, Carla Bruni. Los socialistas ya perdieron las elecciones de 2007 con Ségolène Royal, la antigua esposa de Hollande, a la cabeza. Entonces, Hollande renunció al liderazgo del partido y la pareja se separó. No obstante, Royal ha apoyado recientemente la carrera de Hollande por la presidencia.

El principal reto para Hollande, si resulta elegido, será la economía. El candidato socialista ha asegurado que no asumirá la política de austeridad que se ha extendido por la Europa en crisis. En su lugar, quiere renegociar el Pacto de Estabilidad, firmado por 25 países europeos en diciembre pasado, para incluir un nuevo compromiso con el crecimiento económico y la creación de empleo.

Pero el futuro para la moneda común europea, que Merkel y Sarkozy han defendido cumbre tras cumbre, no tiene por qué verse amenazado si Hollande llega a la presidencia, señala el corresponsal germano Gordon Repinski. “Es tradicional que los líderes de Alemania a Francia cooperen”, asegura Repinski. “Hay muchos ejemplos que lo corroboran”, agrega: “De Gaulle y Adenauer, Mitterand y Kohl, Chirac y Schröder; así que incluso con Hollande, la cooperación franco-alemana hallará su camino."

Autora: Joanna Impey / RML

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda