Martin Schulz, en contra de ′′Merkozy′′ | Europa | DW | 06.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Martin Schulz, en contra de ''Merkozy''

Martin Schulz es desde enero de 2012 el presidente del Parlamento Europeo. En su primera visita a Berlín, el europeo convencido y crítico de la política alemana anticrisis se mostró con un tono combativo.

Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo.

Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo.

Martin Schulz se expresa de forma clara. "Ahora no es el momento para jugar al poker", advirtió este lunes (06.02) a los partidos griegos, que actualmente parecen poco dispuestos a poner en práctica las medidas de ahorro impuestas por la Unión Europea (EU) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). "Es hora de actuar”, dijo el nuevo presidente del Parlamento Europeo. El nuevo paquete de ahorro podría ser destrozado en el marco del comienzo de la campaña electoral en Grecia.

“Grecia no requiere nuevas propuestas de ahorro”

Aunque en Alemania se mantiene el rigor con respecto a Grecia, el socialdemórata Schulz deja rápidamente en claro que no vino en absoluto a Berlín para apoyar la política del Gobierno alemán frente a la crisis del euro. “Grecia no necesita nuevas propuestas de ahorro", dice respecto a la fuerte posición de la canciller alemana Angela Merkel. “Lo que necesita es la esperanza de un crecimiento económico”, afirma Schulz. En otras palabras, Grecia debe implementar las reformas estructurales necesarias, pero con el referente de que los otros -sobre todo Alemania- aporten una fuerte suma de dinero. El parlamentario aspira un fuerte incremento del Mecanismo Europeo de Estabilidad. La canciller Merkel, sin embargo, descarta esta posibilidad.

El ex líder del grupo parlamentario socialista en el Parlamento Europeo se ha hecho un nombre como crítico de la política de crisis de Angela Merkel. Exige fondos comunes europeos, conocidos como eurobonos. El Gobierno alemán rechaza enérgicamente esta posibilidad. Schulz cataloga también de “poco inteligente” la propuesta del Ministerio alemán de Finanzas de nombrar un comisario fiscal para Grecia.

Tono duro contra Merkel y Sarkozy

El dúo ''Merkozy'' en la mira.

El dúo ''Merkozy'' en la mira.

En Berlín fue otra vez combativo. Ante la pregunta de por qué Grecia no puede salir adelante a pesar de todos los esfuerzos, se refirió a quienes “pasean por la playa y se atribuyen la capacidad de dictar la solución”. Con ello aludía a Angela Merkel y a Nicolas Sarkozy, que hace año y medio hicieron un paseo por la playa de Deauville, en el norte de Francia, durante el cual definieron las bases del rescate del euro.

En realidad, el comportamiento del presidente del Parlamento Europeo debería ser apartidista. Sin embargo, hasta el momento no lo logra del todo. Cuando nombra como principal responsable de la lenta ejecución de las reformas griegas al político de oposición Antonis Samaras, no olvida mencionar el rótulo “por cierto, conservador”. El socialdemócrata también se burla del apoyo de Merkel a la campaña electoral de Zarkozy, aclarando que está a favor del candidato socialista François Hollande.

No obstante, el conflicto principal de Schulz con el duo de líderes conservadores no gira en torno a la política de partido. El presidente del Parlamento Europeo también es respaldado por el grupo parlamentario conservador. Durante su cargo como jefe del grupo parlamentario de los socialistas fue reconocido como un europeo intransigente y parlamentario convencido. En un parlamento donde a veces hay que luchar por ser reconocido, él ya se ganó el respeto de diversos sectores.

“Una voz fuerte para el Parlamento Europeo”

La verdadera tarea de Schulz como presidente del Parlamento Europeo es lograr que los parlamentarios tengan una mayor influencia. “Trabajaré con todas las fuerzas para darle al parlamento una voz fuerte”, dijo Schulz al ser elegido. Con gran confianza exigió desde el comienzo poder participar en las reuniones sobre el pacto fiscal, definido a comienzos de febrero. Los jefes de Estado y de Gobierno de la mayoría de los países de la UE se reunirán dos veces al año para discutir la política fiscal común europea. No obstante, la participación del Parlamento Europeo en este tipo de encuentros no había sido prevista.

Schulz logró introducir su participación en este tipo de cumbres en el Tratado de la UE, no obstante de forma no vinculante. "El Presidente del Parlamento podrá ser invitado a la audiencia”, dice en el texto del Tratado de la UE. Esto podría traducirse en que al comienzo le sea otorgada la palabra por unos minutos, para que exprese su opinión, y luego sea emplazado a dejar el recinto. Sin embargo, para Schulz esto no es suficiente. “Pertenezco al grupo de personas a las que le piden dejar el recinto, pero que vuelven a encontrar el camino de regreso por la puerta de atrás”, dijo.

Autor: Mathias Bölinger / Cristina Mendoza Weber
Editora: Emilia Rojas

DW recomienda