1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Diga usted

Grecia: duras medidas, duro futuro

Grecia sigue siendo un tema muy controvertido: el resultado del reférendum y el posterior pacto entre Grecia y la UE. Nuestros usuarios opinan sobre la turbulentas semanas que está viviendo Europa.

"Hoy no hay Grexit, quizá más tarde"

Que Grecia pueda o no cumplir, o que salga de la zona euro es una cábala, una adivinanza con la que muchos analistas y altos economistas van a gastar su tiempo en estos meses y nos lo van a hacer perder leyéndolos. El núcleo, el centro de la polémica es si Europa va a sufrir por tercera vez en 100 años el dominio de la bota alemana: cada día Europa será más alemana. La única esperanza es que así como entre 1914 y 1918, y 1939 y 1945, la soberbia alemana fue derrotada, en esta época los pueblos de los países europeos logren asaltar los guetos y campos de concentración económica en que se convertirán países como hoy Grecia, pero mañana España, Italia, Irlanda, Portugal y todos los demás que van siendo entregados por sus "gobernantes".

María Cristina Quiroga, Colombia

Creo que Grecia no debe cumplir con las demandas de la UE porque conllevan a más desempleo, más pobreza, más indigencia, esclavitud con los mercados, con los acreedores. Va a dejar de ser un pías soberano para ser un país propiedad de. Y todo va a hacer que Grecia termine en la desesperación, el caos, la violencia y la anarquía.

Norma Miranda Nattkemper, Argentina

Eurogrupo, dividido sobre Grecia

Imagen de archivo: manifestación reciente en Atenas contra las medidas de austeridad.

Imagen de archivo: manifestación reciente en Atenas contra las medidas de austeridad.

Curioso todas las expectativas y relaciones económicas que giran en torno al arreglo de la deuda que mantiene Grecia. Si no fueron capaces de pagar hace unos días atrás una cuota de 1.500 millones de euros, y los bancos se mantienen cerrados por falta de liquidez, además que necesitan de forma inmediata 55.000 mil millones de euros para seguir funcionando, encuentro ridículo que las bolsas se hayan “disparado” y tenido una jornada de “júbilo” por un posible arreglo de la deuda con la UE. ¿Qué se la piensan condonar y darle más plata? Porque de acuerdo a las cifras, el país está quebrado y la deuda es a todas luces “incobrable”. Entonces no veo tanta alegría y las subidas de las bolsas deben ser por otro motivo muy ajeno al arreglo que logren los griegos con la UE. Eso me queda muy claro sin ser economista, solo aplicando el sentido común.

José Arévalo, Chile

Me parece desproporcionada la relación del gasto militar 2,5% del PBI de Grecia, girado mayoritariamente a Alemania y a Francia. Ese porcentaje se utilizaría correctamente si con ello se pagara la deuda (capital) y negociara el pago de intereses. Ello disminuiría drásticamente el impacto en la economía helena. Entiendo que el grave error es igualar economías tan desiguales. En Argentina, lo vivimos con la convertibilidad, al igualar el signo monetario local con el de un país con un PBI 25 veces superior al nuestro. Así nos fue.

Daniel Eduardo, Argentino

Opinión: Alemania lucha contra lo obvio

Griechenland Athen Alpha Bank

Alpha Bank en Atenas.

¿Qué espera Alemania para recordar el apoyo que Grecia le dio en la quita de su deuda despúes de la Segunda Guerra Mundial?

León Tolstomu, Argentina

No se puede comparar la situación de Grecia con la de Alemania de posguerra. Grecia no pasa por ninguna guerra, su deuda es por sus prácticas hedonistas a costa de los préstamos recibidos.

Guillermo Usinger, Argentina

Opinión: El triunfo de Angela Merkel

Merkel en conferencia de prensa tras el pacto con Grecia.

Merkel en conferencia de prensa tras el pacto con Grecia.

La demagogia y la corrupción afectan a muchos países, los gobernantes y funcionarios públicos insisten en enriquecerse a costa del país y de sus pueblos, pero todo tiene un precio, así que la señora Merkel hizo lo que se requiere para controlar a estas mafias. Lógicamente, las medidas exigidas no son para nada populares, pero no hay otra. La riqueza y el bienestar no se ordenan por decreto, como algunos pretenden. Acá en México decimos limosneros y con garrote cuando alguien pide y no se compromete a nada. Claro, por acá no cantamos mal las rancheras, esto es, que nuestra clase política también son parte de un sistema corrupto y corruptor, y la muestra es la fuga del Chapo.

Carlos Lozano, México

La victoria del “no” en el referéndum del 05/07/2015 a las exigencias de la burocracia de Bruselas, comandada por el BCE y Alemania ha dejado claro que Grecia se resiste a ser políticamente sometida. Esta fecha ha sido un hito histórico al igual que otros que marcaron su carácter resistente a los intentos de dominación.

En todo proceso negociador en el se que parte de posiciones muy diferentes, éste se convierte en una lucha en la que una vez iniciada la misma se desencadenan factores que no tienen que ver propiamente con el pragmatismo económico sino con la lógica de la victoria o la derrota. En el referéndum del cinco de julio han entrado en juego esos factores, en la que la dignidad como pueblo también votaba.

Para la UE, una concesión para la renegociación de la deuda griega en base a criterios como los que plantea el gobierno griego de pagar los intereses anuales de la deuda en función del crecimiento de su PIB, puede suponer para la clase financiera de la UE y, particularmente para Alemania, no solamente que se pudiera quebrar su negocio de enriquecerse a costa de empobrecer a los países del sur a través del servicio de la deuda, sino porque su papel de rector financiero de la UE se resquebrajaría.

De manera diferente para Grecia, tener que transigir con la austeridad sino se enmarca la misma en un proyecto de recuperación económica supondría no solamente continuar en la línea de pauperización constante del país, sino que a su vez supone la humillación de aceptar la capitulación de la soberanía como nación ante los acreedores.

En esta lucha, la clase financiera de la UE cuenta con el apoyo de los grandes medios de comunicación a los cuales patrocina, y la ciudadanía griega tendrá que seguir demostrando que está dispuesta a cerrar filas con su gobierno en todas las vicisitudes que se avecinan. El gobierno de Grecia tendrá que saber seguir ganándose la confianza y solidaridad activa de su ciudadanía y la de los países del sur de Europa. De no ser así tendrá que recurrir de nuevo a las urnas.

No obstante, la resistencia de Grecia ya ha abierto una fractura entre los países del Sur y los del centro y norte de la eurozona, particularmente con Alemania, pues la mayoría de su ciudadanía, lejos de solidarizarse con el pueblo griego ya ha cerrado filas con las posiciones de su clase financiera.

Históricamente Alemania en su relación con Europa en los periodos que carecía de fortaleza ha sido una nación que se ha integrado como igual con el resto de naciones, como sucedió en las dos posguerras mundiales: en los años veinte del siglo XX, y en los años cincuenta y sesenta del mismo siglo, pero en los periodos que ha sido la nación más fuerte de Europa se ha impuesto su tendencia a intentar someter de una u otra forma al resto de naciones de Europa. Actualmente Alemania, por debilidad del resto de naciones europeas, vive un momento de fortaleza y de nuevo su sesgo de dominación bajo nuevas formas se está imponiendo y las victimas son los países mediterráneos.

Javier Colomo Ugarte, España

Tsipras, bajo presión en Grecia tras el acuerdo

Alexis Tsipras en el Parlamento de su país.

Alexis Tsipras en el Parlamento de su país.

Una de las primeras voces que se expresó en contra del acuerdo fue el ministro de Defensa de Grecia, Panos Kammenes, pero al conocer el cambio de Alexis Tsipras se niega dar apoyo a lo que consideran los miembros de su partido, una traición. Sostiene que muchos socios europeos están buscando derrocar a Alexis Tsipras con este acuerdo. Muchos analistas de política exterior opinan que la misma oposición hará un juego inverso votando en el Parlamento griego a favor de Tsipras para debilitar aún más a sus partidarios y representantes en el Parlamento. El pueblo griego, que le dio la victoria a Tsipras, hoy siente un fuerte revés y preparan protestas en contra del cambio si se comparan los resultados del referéndum con el acuerdo con Bruselas.

Grace Martin Stienne; Argentina

¿Desea saber más sobre los temas de opinión? Cliquee en los títulos de los artículos y compártalos con otros lectores. Su opinión nos interesa. ¡Escríbanos!

Si desea leer más opiniones sobre estos temas en Facebook, por favor, acceda a http://www.facebook.com/dw.espanol