1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Internacional

G20: el primer apretón de manos entre Trump y Putin

El primer encuentro entre Putin y Trump al margen del G20 en Hamburgo probablemente será corto. Moscú espera que se produzca un cambio en las relaciones hacia Rusia. Expertos rusos minimizan las expectativas.

Trump y Putin

Trump y Putin

La primera ministra británica, Theresa May, la canciller alemana, Angela Merkel, e incluso el presidente ucraniano, Petro Poroshenko: tras su investidura en enero pasado, el nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, le ha dado la mano a varios jefes de Estado y de Gobierno. 

Pero falta un apretón de manos: con Vladímir Putin. Al margen de la cumbre del G20 en Hamburgo, ambos se reunirán por primera vez. Según informaciones de un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores en Moscú, el encuentro tendrá lugar este viernes (07.07.2017).

Más información:

-El G20 en Hamburgo: un parque de atracciones

-Lo que los miembros del G20 esperan de la cumbre

La paciencia de Putin respecto a Trump

Moscú hubiera preferido que el apretón de manos entre Trump y Putin hubiese tenido lugar mucho antes. "Se trata sobre todo de normalizar el diálogo”, dijo el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov. Rusia espera una mejora en las tensas relaciones con Occidente, que, como consecuencia de la anexión de Crimea, llegaron a su punto más bajo. Durante su campaña electoral, Trump alimentó las esperanzas de Moscú al describir a Putin en varias ocasiones como un líder fuerte y prometer relaciones más positivas.

Sin embargo, este cambio no se produjo. Actualmente, Trump enfrenta una fuerte presión política en Estados Unidos a raíz de la presunta injerencia de Moscú a su favor en las elecciones presidenciales, algo que ambos mandatarios niegan. La nueva administración norteamericana mantuvo las sanciones contra Rusia, introducidas por el expresidente Barack Obama, y, hace poco, incluso impuso nuevas.

Hasta ahora, el Kremlin evitó cualquier crítica a Trump, así como nuevas sanciones contra Estados Unidos. "Somos pacientes”, repitió Putin en varias ocasiones.

Expectativas reducidas

Sin embargo, tras bastidores ha ganado terreno la desilusión, cree Liliya Shevzova. "Putin le tendió la mano y esperó las iniciativas de Trump”, dice la entrevistada, que actualmente trabaja para la fábrica de pensamiento británica Chatham House. "Pero ha comprendido que Trump es un político imprevisible, que usará la mano dura contra Moscú”, agrega. 

Ver el video 25:59

Hecho en Alemania - G20, libre comercio o barreras comerciales

     

Ya el ataque con misiles crucero en Siria mostró que el presidente de EE.UU. se aparta de la actitud reservada de la administración Obama. Asimismo, como potencia energética, Estados Unidos competirá con Rusia, por ejemplo con sus suministros mundiales de gas licuado del petróleo.

"Se trata de un primer encuentro al margen de una cumbre, no de un encuentro bilateral”, señala Iván Timofeyev, del Consejo Ruso para la Política Exterior, una red de expertos fundada por el gobierno. En su opinión, la conversación directa entre Putin y Trump llega tarde. "Lo más importante es que se conozcan personalmente y que establezcan contactos”, dice Timofeyev, quien descarta grandes avances en Hamburgo.   

Según Liliya Shevzova, el éxito del encuentro dependerá de si ambos mandatarios logran "crear un mecanismo para superar su desconfianza mutua”.

Terrorismo, Siria y Ucrania

En Hamburgo, Moscú intentará encontrar puntos en común y evitar disputas. Por ello, Putin se centrará sobre todo en la lucha contra el terrorismo, señaló un portavoz del Ministerio de RR.EE. ruso. Para Liliya Shevzova, es importante que Estados Unidos y Rusia vuelvan a informarse mutuamente sobre los movimientos de sus fuerzas aéreas en Siria.

Desde su punto de vista, la creación de las llamadas "zonas de distensión” para Siria fue un "regalo” de Rusia para Estados Unidos: "Pero EE.UU. no lo ve todavía como un regalo y todavía no está dispuesto a apoyarlas”.

Además, Moscú desea hablar sobre los controles de armas nucleares. Respecto a la crisis ucraniana, en cambio, probablemente no habrá avances. Una solución al conflicto aún no está a la vista.   

Autor: Roman Goncharenko (VT/ELM) 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema