1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Fuerzas chinas matan a 17 supuestos terroristas en Xinjiang

Los muertos fueron acusados de haber participado en el ataque a una mina hace dos meses en el que hubo medio centenar de víctimas. El Ministerio de Exteriores chino rechazó tener conocimiento alguno sobre lo ocurrido.

Las fuerzas de seguridad chinas acabaron con la vida de 17 personas, incluidas mujeres y niños, en la región noroccidental de Xinjiang, acusadas de estar relacionados con el ataque a una mina ocurrido hace dos meses en el que hubo al menos 50 víctimas, informó hoy (18.11.2015) el medio Radio Free Asia (RFA).

El Gobierno chino no informó sobre el ataque a la mina ocurrido en septiembre y hoy el Ministerio de Exteriores rechazó saber nada de lo publicado por RFA hoy, que cita a fuentes de la policía de Xinjiang.

Según RFA, el 18 de septiembre un grupo de personas armadas con cuchillos se abalanzaron sobre los guardias de seguridad que vigilaban una mina y atacaron la casa del dueño de ésta así como los dormitorios de los trabajadores en la prefectura de Bay en Xinjiang, donde habita la minoría musulmana uigur, comúnmente enfrentada a la han, la mayoritaria en China que predomina en el poder político.

China acusa a separatistas de Xinjiang de ser los responsables de estos enfrentamientos y considera que miembros de esta minoría forman parte de organizaciones terroristas como el Movimiento del Turkestán Oriental (ETIM), que vincula con organizaciones como el Estado Islámico. Los uigures lo niegan y dicen que la violencia es consecuencia de años de represión a su cultura por parte del régimen.

En el suceso de la mina, murieron al menos 50 personas –entre ellos, 5 policías-, y en respuesta las fuerzas de seguridad chinas lanzaron una operación de búsqueda y captura de los sospechosos del ataque y de sus familiares que acabó con 17 muertos, entre ellos, tres hombres que supuestamente eran “líderes” y siete mujeres y niños.

“Escuché de compañeros que participaron en la operación que las fuerzas militares hicieron estallar una cueva donde los sospechosos se escondían”, señaló a RFA Ghalip Memthe, oficial de policía. “Se recuperaron 17 cuerpos tras la explosión”, añadió.

La noticia se publica después de que el sábado el ministerio de Seguridad Pública publicara un comunicado en internet en el que aseguraba que la policía de Xinjiang había acabado con éxito una operación tras una persecución de 56 días, si bien no detalló a quién se perseguía ni el motivo.

JC (EFE, dpa)


DW recomienda